La ciudad

Los instantes de Cochet en una muestra imperdible

El jueves inaugura en la Escuela Musto una muestra con litografías, dibujos, pinturas y publicaciones del artista.

Sábado 04 de Agosto de 2018

Cochet, siempre Cochet. Podría ser la consigna a través de la cual el equipo de producción de la Escuela Musto se reunió en torno a la obra de un autor con una producción diversa. El jueves, a las 18, inaugurará en la escuela de artes, ubicada en Sánchez de Bustamante 129, "Dos instantes en Gustavo Cochet", una nueva oportunidad para acercarse a litografías, pinturas, dibujos y diversas publicaciones del artista.

   "Cochet artista. Cochet pintor. Cochet grabador. Cochet escritor. Hombre de varios oficios según los iba encontrando" resaltan desde la Musto tras la idea de dar cuenta con la muestra del artista pero también del hombre que no abandonó sus convicciones. "Hombre defensor de las causas de los hombres. Su ideología determinó su ideal de artista y su conducta. Sus ojos fueron sus obras. Sus obras eran su ambiente. Esas mismas convicciones lo iniciaron aún muy joven en sus viajes. A París había que conquistarlo, y allí fue, pero además sintió que era en Barcelona donde había que estar, en los momentos en que la existencia más profunda de los hombres corre peligro", señalan.

   Gustavo Cochet nació en Carlos Pellegrini en 1894 y falleció en Funes en 1979. Hoy su casa y taller es un museo que lleva su nombre.

   La muestra reunirá una veintena de obras, provenientes justamente del Museo Cochet. Entre ellas, destaca el óleo La inundación (circa 1930). "Su nieta, Silvia, nos dice que Cochet vivió justamente en este edificio que fue la casa de Manuel Musto" y eso podría haber llevado al artista a retratar una inundación que soportó el arroyo Saladillo, explicó Natalia Cloti, a cargo de la biblioteca y el archivo de la escuela.

   Junto a esa obra se expondrán litografías realizadas por Cochet en París en 1920 y los respectivos dibujos.

   Pintor, grabador y escritor, Cochet en 1915 viajó a Barcelona para estudiar pintura y grabado y en 1919 realizó su primera exposición. Luego se radicó en París. Expuso en salones de París, Bruselas, Barcelona, Bilbao y Perpiñan.

   Entre 1931 y 1934 vivió en Argentina, período durante el cual publicó Diario de un pintor. En 1934 regresó a Europa. Se estableció en Barcelona. Participó de la Guerra Civil Española, período en el cual realiza su colección de aguafuertes Caprichos, en homenaje a Francisco de Goya. Antifranquista, se exilia a Francia y luego es repatriado a Argentina.

   "Volvió despojado de todo, pero con las mayores riquezas: Francisca, su compañera en la vida, su hijo Fernando, innumerables amigos, vivencias y aprendizajes. Volvió desterrado de la que también sintió su tierra", indican desde la Musto.

   Las litografías de Cochet "son un instante, de esos instantes que lo concentran todo, son el estudio, el rigor, el compromiso. Son el artista artesano y el obrero grabador. Son nuevamente su firmeza ética. Son idealismo, humildad y pasión. Son los grises terciopelos de su sutileza".

   Cochet dio clases en la Facultad de Arquitectura. Ganó en 1939 el Tercer Premio de Pintura del Salón Nacional de Bellas Artes (Buenos Aires) y en 1963 el Primer Premio del Salón Anual de Artistas Rosarinos. Su obra forma parte de colecciones públicas y privadas en Argentina y del Museo de Arte Moderno de Barcelona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario