La ciudad

Los inquilinos enfrentan un "panorama sombrío" frente a las renovaciones de contratos

Así lo manifestó Ariel D'Orazio, referente de la Concejalía Popular, quien denunció que las actualizaciones superan el 30 por ciento, "por encima de los aumentos de salariales otorgados en paritarias".

Martes 08 de Enero de 2019

Ariel D'Orazio, integrante de la Concejalía Popular, anticipó "un panorama sombrío" para quienes alquilan, y denunció que "se vuelven a producir abusos en la renovación de los contratos, con aumentos que no bajan del 30 por ciento".
"Los aumentos de alquileres duplican los aumentos salariales del 2018. El panorama es sombrío para quienes alquilan, la renovación de los contratos no baja del 30 por ciento y la ley de alquileres no sale en el Congreso por la presión de las cámaras inmobiliarias", afirmó D'Orazio.
En declaraciones al programa "Zysman 830" que se emite por La Ocho, D'Orazio dijo que se registran "aumentos muy importantes que en algunos casos duplican los aumentos de salarios del 2018. Se avisora una situación muy complicada en Rosario, ya que se ha incrementado la morosidad de los contratos y esto viene a agravar el panorama sombrío"
D'Orazio sostuvo que esta situación podría haberse solucionado, en algunos casos, con la ley nacional de alquileres no pudo tratarse en el Congreso Nacional.
"Lamentablemente, no hubo voluntad política del gobierno para impulsarla y hoy tenemos dificultades, con aumentos muy importantes en las renovaciones de contratos, algunos del 50 por ciento, otros del 35 ó 30 por ciento. Las paritarias, en el mejor de los casos, incrementaron sueldos en el 25 por ciento el año pasado", agregó.
El referente de la Concejalía Popular mencionó a la comisión que cobran las inmobiliarias como uno de los puntos "que no pudieron regularse y que inciden fuertemente en los aumentos. La comisiones no pudieron ser reguladas. En la provincia de Santa Fe es del 5 por ciento sobre el valor total del contrato. Pero además se cobra por averiguación de garantías montos por encima del costo del trámite en sí".
D'Orazio también criticó el porcentaje que las inmobiliarias cobran en concepto de "gastos administrativos, simplemente estipulados por cobrar el alquiler mensualmente. Hemos detectados que en algunos casos funciona como una doble comisión en la totalidad del contrato. Esto encarece muchísimos los contratos. Para ingresar a una propiedad, un inquilino debe pagar no menos de 40 mil pesos. No cualquier familia puede reunir esa cifra. Y en la renovación del contrato, muchas veces se van los ahorro en esos gastos iniciales".
"Muchos de estos problemas se solucionarían con la ley de alquileres que no se aprobó por la presión que ejercen las cámaras inmobiliarias y los colegios de corredores y martilleros del país. Han hecho lobby a su favor de manera eficiente para sostener sus privilegios. Lamentablemente, el gobierno fue permeable a estas presiones y priorizó el privilegio de un puñado de empresario ante el derecho constitucional de acceder de manera digna a una vivienda", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});