La Ciudad

Los impactantes audios que grababa el joven que mató a un hombre mientras corría una picada

Gastón Abraham Dlugovitzki fue condenado este martes a ocho años de cárcel. Días antes del choque fatal se grabó mientras corría y decía: "Crucé Ayacucho sin frenar, venían autos de los dos lados" ó "fui a contramano por Gálvez y lo clavé a dos gambas"

Miércoles 07 de Octubre de 2020

Con más de 36 audios reproducidos durante el juicio oral y público que terminó con la condena a 8 años de prisión efectiva a Gastón Abraham Dlugovitzki, quedó demostrada la habitualidad de su conducta temeraria y el desprecio por la vida. El joven conductor corría picadas a más de 120 kilómetros por hora cuando el 6 de marzo del año pasado embistió y mató a Fabián Cragnolino en San Martín y Garibaldi. Lo condenaron por delito de homicidio simple con dolo eventual, además de imponerle la prohibición de conducir vehículos por 10 años.

La Capital accedió a tres de esos registros captados de las comunicaciones que estableció Dlugovitzki 11 días antes de protagonizar el fatal y conmocionante siniestro vial que provocó la muerte de Cragnolino. En esos audios, que envía a distintas personas de su entorno, describe situaciones y hace alarde de su condición al volante y de las extremas y peligrosas velocidades que desarrollaba por las calles de la ciudad.

Para los jueces del Tribunal del juicio esa prueba fue fundamental a la hora de demostrar la habitualidad y reiteración de la conducta temeraria del condenado, el desprecio por su vida y la de terceros. Junto a otras evidencias materiales y periciales, se avaló el encuadre de su conducta dolosa que impulsó la fiscal Valeria Piazza Iglesias durante el debate.

Dlugovitzki.mp4

>>Leer más: Ocho años de prisión al conductor que chocó y mató en la zona sur

En uno de los registros se escucha decir a Dlugovitzki. “...En Gálvez, una vez le di a los palos sin frenar desde casa, porque llamaron que lo tenían secuestrado a Martín y se armó un quilombo bárbaro. Mi abuelo fue en Focus y yo iba todo en contramano por Gálvez. El viejo decía «este está loco», y llegué antes que él. Ahí fue cuando lo clavé a 2 gambas 30 (230 kilómetros por hora)...guaaaaaaa. Y en cuarta, y cuando le mandé quinta se sintió pra, pra, pra, el escape reguaso”....describe a su interlocutor.

Más adelante le expresa a su interlocutor el deseo de que se puedan ver los videos de las picadas callejeras. “El XR3 no lo llevaba a las picadas, pasaba a tirar bardo nomás. Tiré (por correr) una vez con un Sirocco (auto deportivo Volkswagen) lo hice mierda, lo pasé por arriba... A un Focus como el de mi abuelo lo pasé por arriba, también le rompí el culo, era rojo, todo esa misma noche”...

En ese mismo audio cuenta que corrió contra un Vento (Volkswagen) 2.0 turbo. “Para año nuevo fue, después de hacer el video, rompí el embrague, le gané....Le gané, le saqué como siete ocho cuadras, crucé Ayacucho sin frenar, venían autos de los dos lados. Y el chabón clavó los frenos, lo vi por el retrovisor. Yo iba con Maxi, que me decía «nooo guacho vos estás loco»”.

En otro de los registros quedó en evidencia que era su costumbre circular a altísima velocidad por avenida San Martín, justamente la transitada arteria donde días después chocó y mató a Cragnolino. “La verdad que nunca lo probé así, mirá que lo piqué por San Martín, levanta dos gamas cinco, dos gamba diez (por 205 o 210 kilómetros por hora). La verdad no lo tenía así, muy pesadito, mirá vos. Dice que estaba limitado, el tablero marca 240”, dijo en otro de los audios a los que accedió la Justicia.

En un tercer audio se advierte que lo graba mientras conduce y se queja porque debió detenerse en un semáforo mientras corría contra una moto. “El otro pasó volando con la moto y yo tengo que frenar porque hay semáforos, la puta madre”.

El fallo

Al dar a conocer la sentencia condenatoria el miércoles, la jueza María Isabel Más, que compartió Tribunal con Mariano Aliau y Rodolfo Zvala, destacó que el aspecto psicológico subjetivo que compone la figura del homicidio con dolo eventual, la intencionalidad, merece se descubiertos o inferidos “a partir los hechos externos”.

“En el caso se trajeron algunos elementos constatables y externos. Se han reproducido 36 audios, que se produjeron en un lapso temporal de 11 días, inmediatamente anteriores al día del hecho El imputado refiere a numerosas circunstancias que hace a su modo de conducir vehículos y a su posición subjetiva con respecto a ello. Los audios son una ostentación de lo peligroso y temerario de su manejo”, remarcó la jueza.

Según las estadísticas dadas a conoce por la Asociación Luchemos por la Vida, en 2019 en Argentina murieron 6.627 personas por accidentes de tránsito. Santa Fe registró 563 de ese total y se ubica segunda en ese triste escalafón liderado por la provincia de Buenos Aires, con 2.123 muertos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario