Pandemia

Los gremios docentes quieren definiciones sobre la vuelta a las escuelas

Amsafé Rosario criticó "la improvisación" del ministerio de Educación. Los privados también se preparan

Jueves 04 de Febrero de 2021

Poner en marcha el sistema educativo completo de la provincia el 15 de marzo próximo, tal como lo definió, lo anunció y lo ratificó, el gobernador Omar Perotti esta semana significa nada menos que movilizar en todo el territorio provincial a poco más de un millón de personas. “Para eso no se puede tener este nivel de improvisación y hay muchas preguntas a las que todavía no tenemos respuestas”, dijo el titular de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, y señaló que días atrás estuvieron en la delegación VI del Ministerio de Educación pidiendo precisiones que no encontraron. “Hay documentos y circulares del año pasado con generalidades, pero no es cierto lo que dice la ministra (Adriana Cantero) que toda la información ya está en las escuelas”, se quejó.

Las modificaciones en el plan de vacunación que anunció el Ministerio de Salud provincial en las últimas horas que prioriza la terminación del proceso de vacunación de los agentes de salud para después continuar con los adultos mayores y de hecho, deja en último lugar a los maestros y profesores que en poco más de un mes deberán volver a las aulas.

De acuerdo al plan estratégico anunciado, la aplicación de las dosis de Sputnik V que vayan llegando se hará en forma escalonada y tiene como población objetivo a 1,2 millón de personas.

Concluida la inmunización de los agentes de salud, se continuará con mayores de 70 y geriátricos, luego será el turno de los adultos de 60 a 69 años, luego vendrán las fuerzas de seguridad, le seguirá la población de entre 18 y 59 años con comorbilidades y concluirá con el personal docente.

Si bien el dirigente de Amsafé no ahorró críticas al ministerio, prefirió no opinar puntualmente sobre la decisión de dejar al personal docente para el final del proceso. “El problema acá es la improvisación, que los anuncios cambian de un día para otro, se dicen y se desdicen, y que no hemos escuchado la palabra de los epidemiólogos y especialistas explicando cuáles son los argumentos de estas definiciones”, dijo.

En la misma sintonía, el titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), Martín Lucero, afirmó: “No lo vemos como una postergación a los maestros, siempre hemos sido solidarios y no vamos a salir a disputar vacunas, lo que sí pedimos es que se nos vacune antes de la población en general y así se plantea en este caso”.

Sobre la vuelta en las escuelas de gestión privada, señaló que ya mantuvieron encuentros con las cámaras que agrupan a los propietarios de los establecimientos confesionales y no confesionales, y consideró que “hay consenso en que hay que volver a la presencialidad con cuidado y en su mayoría los edificios están en condiciones para hacerlo”; sin embargo, indicó que aún esperan del Ministerio de Educación las definiciones sobre “cómo será la jornada escolar” para poder establecer los detalles.

“Por ahora estamos trabajando sobre los protocolos de revinculación que se utilizaron en diciembre pasado y a partir de ahí, se elaborarán las medidas de cuidados para iniciar este año”, adelantó.

La vuelta segura

Desde Amsafé Rosario reclamaron que “la vuelta sea segura” y para eso desde el gremio exigen que las definiciones del retorno a las aulas “sea parte de una negociación colectiva y de un plan de trabajo conjunto”, dijo Terés.

“Hay que establecer las condiciones lugar por lugar, saber cómo se garantizarán los insumos de bioseguridad y las condiciones de infraestructura, además de otras cuestiones externas como es el ordenamiento del transporte público porque hablamos de movilizar a más de un millón de personas en la provincia, unos 900 mil alumnos y más de cien mil docentes”, agregó.

El establecimiento de las burbujas en cada una de las escuelas, cómo será la rotación de los alumnos y cuáles serán los cargos tanto de asistentes escolares como de docentes que se crearán para poder garantizar la bimodalidad son algunas otras de las respuestas que exigió el dirigente.

La incertidumbre “no es más que parte de la dinámica de improvisación con la que se vienen manejando, cosas que dicen y no cumplen, cuando poner en marcha todo el sistema amerita definiciones más precisas y planificación, no anuncios generales”, dijo Terés.

Para el dirigente, “el mejor ejemplo de todo eso son los más de 50 mil alumnos que el año pasado no estuvieron vinculados de ninguna manera a la escuela y de los cuales en diciembre solo se revinculó una porción mínima, y eso no es violentar el derecho de las infancias y los adolescentes a la educación pública”.

Lo cierto es que los gremios se encontrarán el viernes de la semana próxima en la primera convocatoria a paritarias del gobierno provincial, quizá más allá de la discusión salarial, ese esa un espacio para avanzar en los acuerdos para la vuelta a clases.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS