La ciudad

Los familiares de calle Salta junto a los Reyes Magos

Montados en una autobomba de los Bomberos Zapadores, partieron desde Salta 2141 y, tras recorrer todo el bulevar, llegaron a la primera parada, el hospital Vilela.

Jueves 07 de Enero de 2016

Los familiares de las víctimas de la trágica explosión ocurrida el 6 de agosto de 2013 en Salta 2141 decidieron hace mucho transformar el dolor. El recuerdo de sus seres queridos motorizó la acción y quieren seguir consolidando esa posición. Por eso ayer, junto a los Reyes Magos, repartieron juguetes primero en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela y luego siguieron con la entrega en Salta y bulevar Oroño.

Montados en una autobomba de los Bomberos Zapadores, los familiares de las víctimas partieron desde Salta 2141 y, tras recorrer todo el bulevar, llegaron a la puerta del hospital que da a calle Virasoro. En el camino,fueron arrojando bolsas de caramelo a los más chicos, mientras cientos de automovilistas acompañaban la marcha haciendo sentir sus bocinas.

Recepción. Al llegar fueron recibidos por las autoridades del centro asistencial y comenzaron el reparto ante la alegría de los pequeños.

Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco, una de las víctimas de la explosión, no podía ocultar su alegría y emoción: "La verdad es que estamos muy agradecidos a la gente de Rosario, a la gente de Arteaga, de donde son los Reyes Magos, que hace cuarenta años hace este trabajo todos los 6 de enero. Estamos felices".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario