La ciudad

Los estudiantes que quieren ganar en ciencias y no los dejan

Continúa la incertidumbre por la participación de los alumnos rosarinos en el Mundial de Física que se realizará en Lisboa.

Domingo 06 de Mayo de 2018

Ignacio Lembo Ferrari, Lucas Díaz y Juan Recoaro son estudiantes rosarinos amantes de las ciencias. Han participado en decenas de olimpíadas y se han destacado más en física. Este año llegaron a la instancia mundial. Insólitamente, hasta la fecha no tienen garantizada esa participación. Hasta el director del Instituto Max Planck intervino para ayudar a los alumnos.

Ellos integran el seleccionado nacional junto a otro alumno de Buenos Aires. Hace más de quince días deberían haber comenzado con el entrenamiento necesario para llegar preparados al Mundial de Física que se realizará en Lisboa en julio próximo. Cuando lo iban a iniciar, desde la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (Famaf) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) les comunicaron que "estaba suspendido el entrenamiento".

La razón de esa "suspensión" es la falta de la firma del convenio necesario para que Nación les mande los fondos. Hasta el momento ese acuerdo no se firmó.

La noticia se conoció por primera vez el 22 de abril en La Capital. De inmediato, organizaciones sociales y hasta particulares ofrecieron su apoyo para que los pibes viajen y se luzcan en resolver problemas científicos.

El profesor Juan Farina, jefe del Departamento de Física del Politécnico, agradeció el reconocimiento, pero recordó que no se trataba de reunir fondos para garantizar un viaje, sino de la decisión del Estado para que el programa olímpico continúe.

Los estudiantes también lo destacaron por escrito, al expresar que estos certámenes ponen en valor el conocimiento, permiten proyectar el desarrollo de un país y hasta despiertan vocaciones científicas. De hecho Juan está en 5° año del Politécnico, y Lucas e Ignacio cursan el primer año de la licenciatura en física, una de las carreras universitarias más difíciles. Todos se mantienen optimistas para llegar a la final olímpica.

Además de poner a disposición de los alumnos aportes del presupuesto de la propia universidad para su entrenamiento, esta semana el rector de la UNR, Héctor Floriani, volvió a mostrarse confiado sobre el desenlace de la situación.

Según la UNR, luego de las tratativas que realizó el rector ante la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), el problema "estaría en vías de solución" y esta semana se firmaría el convenio con la Famaf para garantizar la continuidad del programa olímpico.

Quien también estuvo involucrado de lleno en resolver la participación de los estudiantes fue el director del Max Planck (sede en Rosario), Claudio Fernández. Recién llegado de Alemania, no dudó en ponerse a disposición de ellos.

Según pudo conocer este diario, el reconocido investigador, conmovido por lo insólito de lo que pasa, ofreció fondos de este instituto de sello alemán y dedicado a la ciencia, primero para que comiencen el entrenamiento y luego enfocarse en que puedan viajar. Fondos que ni siquiera la Famaf estaba obligada a devolver, ya que son para un fin que promueve este organismo.

Pero desde la facultad cordobesa fueron inflexibles en la respuesta, y prefirieron que Nación cumpla con el compromiso pendiente.

Esta semana el tema figuró en la agenda de la reunión del Consejo Superior de la Facultad de Ingeniería de la UNR. Y ya están en conversación los centros de estudiantes de ambas universidades para destrabar el problema. Además, las familias de los jóvenes volvieron a escribir cartas a las diferentes autoridades manifestando su preocupación. Desde el Ministerio de Educación de la Nación y desde la Famaf el silencio es absoluto. Así de incierto es el panorama.

Mientras tanto, no hay argumento ni papel que explique por qué en la Argentina hay pibes que sienten orgullo de representar al país en una olimpíada científica y no se los escucha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario