La ciudad

Los estudiantes celebran la finalización de un nuevo espacio

Los estudiantes que ahora estarán cubiertos por el comedor del área centro celebran la inminente finalización de la obra, que venían pidiendo desde hace años.

Domingo 08 de Septiembre de 2019

Los estudiantes que ahora estarán cubiertos por el comedor del área centro celebran la inminente finalización de la obra, que venían pidiendo desde hace años. En Derecho, el año pasado cambió la concesión del bar privado porque los alumnos se quejaban de los altos precios y la baja calidad nutricional de los platos. Luego acordaron con las autoridades un menú estudiantil subsidiado, que baja el costo de 110 a 70 pesos. "Ahora pedimos que se termine el comedor del centro, que va a ser incluso más barato, y vemos que esta nueva gestión de Rectorado está comprometida con el tema", valoró Lucas González Granata, presidente del centro de la Facultad por el Frente Patria (peronismo).

La historia en Económicas tiene similitudes. "La universidad está empezando a tomar otro rumbo, que celebramos como defensores de la educación pública", afirmó Max Levrand, presidente del centro de Económicas. Hoy el menú sale 130 en el bar privado, y con el subsidio baja a 65, pero no tiene variedad ni opciones para celíacos o vegetarianos. "Queremos un comedor en el que el menú sea inclusivo y cueste 45 pesos como en otras facultades. El proyecto de tener uno en la zona céntrica es una realidad y queremos que se termine pronto", aseguró.

En tanto, desde el centro de Humanidades, Milena Orayen, de Mate Cocido, se mostró crítica con lo que considera un "acceso dificultoso" de los estudiantes al menú universitario. Afirma que el comedor de esa unidad académica "no funciona como debería", ya que hoy "sólo cuenta con desayuno y almuerzo, y no tiene merienda y cena", como en otras facultades. "Con más de 4.000 estudiantes, envían 60 viandas por día dejando a la mayoría sin acceso", dijo.

Por su parte, los estudiantes del área Salud se quejaron por la demora del comedor de Santa Fe y Riccheri. "En 2013 se licitó por primera vez la obra, y todavía sigue sin finalizarse", apuntó Gonzalo Benedetti, a cargo del centro de Bioquímicas. Benedetti recordó que en 2015 consiguieron que los alumnos de esa facultad "accedamos al precomedor de calle Francia, originalmente pensado para Ciencias Médicas, y año a año tuvimos que reclamar por el aumento del número de viandas debido a que son muy limitadas". Ahora aguardan por la finalización del comedor definitivo.

Laura Crognoletti, que encabeza el centro de estudiantes de Ciencias Médicas, indicó que "el comedor universitario representa muchísimo, pero somos cientos los que nos quedamos sin ticket a diario en el de calle Francia". Por eso, reclamó que se concluya el de Riccheri "para que se incremente la cantidad de raciones y miles podamos acceder a una comida sana, rica y nutritiva". Sin embargo, destacó que, "a través de la movilización logramos que se reabra la inscripción de las becas de comedor y se hayan aumentado en un 25 por ciento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario