La ciudad

Los estatales quieren escuchar una oferta de aumento antes del 21

No se habló de cifras, aunque los gremios deslizaron que no aceptarán menos de dos dígitos Hubo acuerdo sobre cuestiones pendientes y fijaron el piso de la futura discusión salarial

Sábado 05 de Febrero de 2011

Los representantes de los gremios estatales Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) dejaron sentado ayer, en la apertura de la discusion paritaria con el gobierno provincial, su intención de que la administración de Hermes Binner les haga una oferta de aumento salarial antes del 21 de febrero. En principio, el ministro de Hacienda, Angel Sciara, deslizó que ese plazo se cumpliría (ver aparte). Por otra parte, los docentes acordaron con el Ministerio de Educación comenzar el miércoles próximo la discusión sobre la recomposición salarial (ver página 4).

"La pelota ahora quedó en la cancha del gobierno", sintetizó el líder de UPCN, Alberto Maguid, tras la reunión entre los representantes gremiales y el ministro Sciara y su par de Gobierno, Antonio Bonfatti.

Durante dos horas los sindicalistas ajustaron temas pendientes, escucharon frases sobre la prudencia y al finalizar el cónclave se mostraron satisfechos. "Allanamos el camino: en la próxima reunión el salario será la agenda excluyente", dijeron.

Antes de la campaña. "Pretendemos que el gobierno nos convoque antes del 21, no queremos llegar a esa fecha discutiendo en plena campaña electoral", explicaron los sindicalistas. Y adelantaron que si esto ocurre, un eventual conflicto sólo deberá leerse en términos de mejoras para los trabajadores.

"Que después no hablen de paros políticos y si nos vienen con un (aumento del) 7 por ciento, nos vamos todos tranquilitos a la calle pintados de guerra", ironizó Maguid.

"No se habló de cifras", aclararon a dúo Maguid y el titular de ATE, Jorge Hoffmann. Los dirigentes aseguraron que el encuentro no salió del carácter "preparatorio" con el que fue anunciado.

"Definimos la agenda que se tratará la semana que viene", coincidió el ministro Sciara.

El único tema que se ventiló en la reunión relacionado con los sueldos fue el de la equiparación, a través de un decreto y a partir de enero, del aumento del 10 por ciento conseguido en octubre pasado y que cada gremio prorrateó de distinta manera.

"Esta medida es muy importante porque además del impacto que tendrá en las categorías de la 4 a la 9, será la base del cálculo de la futura política salarial", dimensionó Hoffman.

En su opinión la única forma de encarar el aumento de sueldo es a partir de parámetros. "Hay que tener en cuenta el crecimiento del país que se está reflejando en las cuentas públicas. Esto permite plantear el poder adquisitivo en función del crecimiento de la economía y es este el marco que le daremos a la discusión", aseguró el titular de ATE.

Escuchar. "No hubo alusión a ningún porcentaje", remarcaron los sindicalistas y aclararon que antes de hablar de techo y piso de futuros aumentos, prefieren escuchar al gobierno.

"No queremos entrar con una propuesta a debatir lo que ellos (el gobierno) no están dispuestos a discutir", argumentaron.

Según los portavoces de ATE y UPCN, en la próxima reunión el Ejecutivo provincial tendrá la primera palabra. "Tendrán que decir cuánto nos ofrecen. Ahora vamos a mantener el respeto por estos encuentros de paritaria, que es donde debe discutirse el salario antes que por los medios de comunicación", sostuvo Maguid.

Nuevo convenio. Según el portavoz de UPCN, además del salario, en la administración pública hay otras cuestiones sectoriales a resolver, algunas de larga data, que tienen que ver con la realidad de cada organismo. A modo de ejemplo, dijo que hay enfermeros que figuran como servicios generales, personal que necesita pasar a planta permanente, seguridad vial que adolece de falta de estructura y definición de funciones, además de situaciones a resolver en los registros Civil y de la Propiedad. En todos los casos se trata de cuestiones acordadas en paritarias anteriores que aún no tienen el decreto correspondiente que las habilite en la práctica.

Según Hoffman, además de lo reseñado, hay temas fuertes que aún están pendientes para abordar por ambos sindicatos, como el caso de un nuevo convenio colectivo de trabajo para 2011. "Una reunión como la de hoy (por ayer) no alcanza para traer todos los problemas, lo importante es tomar conciencia de la magnitud del trabajo", argumentó. Y dejó planteadas dos aspiraciones: que no se politicen los conflictos y cerrar ordenadamente, en términos gremiales, el último año de este gobierno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario