La ciudad

Los empleados municipales cobran su sueldo desdoblado y preparan una movilización

Percibieron las horas extras separadas del salario. El jueves pedirán explicaciones a la Intendencia y anunciarán una protesta.

Jueves 26 de Septiembre de 2019

Un WhatsApp recibido por los empleados municipales de todas las reparticiones puso esta semana en alerta a los trabajadores, quienes empezaron a cobrar sus salarios desdoblados y a percibir que el faltante de insumos y herramientas afecta su actividad. El mensaje decía que el jueves próximo se pondrá fecha a una movilización a las puertas de la Intendencia para los primeros días de octubre. "No queremos ser la variable de ajuste", dijo ayer a LaCapital el secretario general del sindicato que los agrupa, Antonio Ratner, antes de calificar a la situación financiera local como "inédita", con reducciones en todas las áreas.

El referente no confía en que el panorama pueda solucionarse, sino todo lo contrario. "Creemos que la situación se agravará", dijo antes de remarcar que la semana entrante se reunirá con el secretario de Hacienda, Santiago Asegurado para luego anunciar la movida. El planteo gremial irá en busca de que se evite el desdoblamiento de las horas adicionales (incluidas en alrededor de 4.300 salarios), que se abonaron el 20 de septiembre, en forma separada del sueldo.

"Molesta que el municipio posibilite la realización de tareas fuera de horario y no las pague en tiempo y forma. Al menos, hubieran avisado antes para que el trabajador decidiera si las iba a cumplir o no", reclamó Ratner.

Es que, según su visión, no se trata de un aporte complementario "para darse gustos especiales. Estas horas sirven para el pago de la tarjeta, del alquiler".

Por eso, manifestó que "cuando el empleado recibe ese dinero 15 días después de lo previsto ya tiene encima los vencimientos".

Sin embargo, este no es el único tema que preocupa por estos días a los municipales. Diversos delegados explicaron que "se han caído licitaciones de ropa de trabajo y de compra de herramientas, y se redujo el número de obras por administración, aparte de los insumos en salud".

Para el secretario general de los municipales, el panorama tiende a empeorar. "Las dificultades se dan en todas las reparticiones", dijo, aunque remarcó que se evidencian principalmente en las áreas de Salud y Control.

La delicada situación presupuestaria que padece la Municipalidad no es nueva. Hace pocas semanas, el propio Asegurado anunció que esta radiografía obligó a la intendenta Mónica Fein a impulsar un fuerte plan de ahorro en gastos superfluos en lo que le queda al frente del Palacio de los Leones, antes de que asuma Pablo Javkin, el próximo 10 de diciembre.

El titular de Hacienda informó a los concejales de la ciudad los detalles de la implementación del plan destacando la reducción en los alquileres de autos, teléfonos celulares, horas extras de personal de planta y servicios de mantenimiento que no sean imprescindibles.

Variable de ajuste

El efecto en el personal comenzó a sentirse con creces y motivó la preocupación del sindicato, desde donde insistieron que "los trabajadores no deben ser la variable de ajuste".

De hecho, Ratner habló de que "hay servicios concesionados que han aumentado sus prestaciones al ritmo de la devaluación". Por eso, el dirigente consultará el jueves a las autoridades si esos pagos también sufrirán modificaciones. "Es que es necesario que se distribuya el presupuesto con mayor equilibrio, contemplando el sueldo del personal", sumó.

Por último, subrayó con angustia la "crisis fenomenal que arrastra el país e incide en el municipio" junto a algunos aditamentos que refuerzan el panorama negativo: la desaparición del fondo sojero, la imposibilidad de Rosario de acceder al sistema de Obras Menores y la caída en los pagos del derecho de registro e inspección (Drei) ligado a la recaudación de los comercios, además de la morosidad a la hora de abonar tasas.

Cuentas en rojo

La concejala de Juntos por el Cambio, Germana Figueroa Casas, confirmó ayer a La Capital los resultados de su análisis sobre las cuentas de la Municipalidad. El informe arrojó un aumento de la deuda pública del 700 por ciento entre 2010 y 2018. Por otro lado, según la edila opositora, el déficit financiero acumuló 3.000 por ciento al sumar gastos de capital de inversión y pago de deuda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS