La ciudad

Los días de intensa niebla demoraron y cancelaron 25 vuelos en el aeropuerto

Se vienen fuertes inversiones para minimizar los efectos de las condiciones climáticas, pero podrían operar recién en marzo.

Jueves 06 de Junio de 2019

La niebla que se produjo en Rosario durante el sábado, domingo y lunes pasados afectó a más de 25 vuelos que debían partir o llegar al Aeropuerto Internacional Rosario (AIR) Islas Malvinas. Esta grave situación meteorológica volvió a poner bajo la lupa un tema recurrente ante este tipo de circunstancias: la falta de un sistema que mejore las condiciones de visibilidad. Sin embargo, recién a partir de marzo próximo podría estar instalado el nuevo equipamiento para mitigar el efecto del fenómeno climático.

Además, se espera que a fin de año se incorpore un sistema de observación meteorológica clave para la toma de decisiones fundamentales.

Así y todo, los últimos días fueron sumamente complejos a raíz de la niebla que se generó en la ciudad. Si fue difícil transitar por las calles y mucho más por las rutas, en la terminal rosarina directamente hubo que cancelar, reprogramar y demorar vuelos, con el consiguiente perjuicio para los pasajeros, uno de los cuales, que venía de Panamá, terminó en Asunción de Paraguay.

Las 25 afectaciones ocurrieron sobre un total de 68 ingresos y egresos de aeronaves previstos durante esas tres jornadas. Es que la situación fue extrema. El lunes, en determinados momentos, la visibilidad fue de sólo 25 metros de distancia, un panorama muy cerrado.

El lunes pasado, el propio aeropuerto avisó a través de las redes sociales que "por meteorología adversa los vuelos pueden verse afectados". Y aconsejó consultar a las respectivas compañías aéreas.

La posibilidad se convirtió en una realidad concreta respecto de las conexiones a Aeroparque, Ezeiza y San Pablo, entre otros destinos.

Con todo, las nuevas inversiones podrán modificar este estado de cosas sustancialmente. Hoy en la estación aérea local se requiere un mínimo de 1.200 metros de visibilidad para efectuar aterrizajes, mientras que para los despegues son necesarios 800 metros. Las nuevas inversiones permitirán "realizar un 50 por ciento más de vuelos, que hoy se ven perjudicados a causa de la niebla", confirmó el presidente del AIR, Matías Galíndez, y se mostró confiado en el grado de avance de diferentes gestiones.

Es que, entre los proyectos de mayor trascendencia, se encuentra la adquisición e instalación de un sistema de aproximación de luces "categoría III Oaci". Esta tecnología tendrá un impacto significativo para Rosario y la región, ya que permitirá mejorar los márgenes de visibilidad en las operaciones.

"Con un presupuesto oficial de 95.000.000 de pesos, financiado por el gobierno de la provincia, que lleva adelante una fuerte gestión para potenciar la actividad aerocomercial, entendemos que estaremos en condiciones de adjudicarlo en julio y la empresa ganadora dispondrá de 250 días para ejecutar las obras ", aclaró Galíndez.

De este modo, podría especularse que estaría en funcionamiento en marzo de 2020.

Actualmente, esta licitación pública está en manos de la comisión evaluadora, que no sólo pondrá en consideración la variable económica, sino aspectos técnicos y de antecedentes empresariales. El pliego contempla una fórmula polinómica de puntuación que asigna una ponderación específica a cada una de estas variables así como los criterios para su determinación, para asegurar la transparencia del proceso.

Además, se conformará una comisión ad hoc integrada por profesionales de las áreas técnica, contable y legal. La obra contempla la instalación, en el extremo norte de la pista, de un Sistema de Luces de Aproximación Full (ALSF, en inglés Approach Lighting System Full), que permitirá a las aeronaves operar con mayor seguridad en situaciones de niebla.

En tanto, las autoridades del aeropuerto están dialogando con la Empresa Argentina de Navegación Aérea (Eana), que depende del Ministerio de Transporte de la Nación, para sumar un Sistema de Observación Meteorológica Automatizado, conocido como Awos, que estaría arribando sobre los últimos mese de este año,

Esto podrá facilitar, tanto a los pilotos como al personal de aviación la toma de decisiones fundamentales, ofreciendo información continua en tiempo real e informes sobre las condiciones meteorológicas. El sistema se combina con varios componentes como: sensor de viento, sensor de presión, sensor de temperatura, sensor de humedad, sensor de precipitación, sensor de radiación solar, sensor de visibilidad, sensor de tiempo presente, sensor de luminancia de fondo, y ceilómetro (detecta la altura de nubes).

Van a seguir

La densa niebla es muy habitual en esta época y se va a seguir produciendo. Así lo confirmó el meteorólogo Jorge Fusco quien agregó: "En estas últimas horas no se generaron porque aumentó la temperatura y hubo viento". En tanto, para hoy se prevé tiempo inestable hacia la noche y descenso de la temperatura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario