La ciudad

Los cursos de capacitación laboral del municipio se agotaron en horas

Para el secretario de Producción, la gran demanda tiene que ver con la necesidad de conseguir empleo o generar un emprendimiento.

Miércoles 06 de Febrero de 2019

"Cupos completos", el letrero se instaló apenas tres horas después de que empezara la inscripción a los cursos de capacitación en oficios que se dictan desde el municipio. Cuando se cerró la convocatoria, a cada uno de los 49 talleres se habían anotado 20 personas y alrededor de 40 quedaron en lista de espera. Para el titular de la Secretaría de la Producción municipal, Germán Giro, la gran demanda de capacitación tiene que ver con la aceptación de la propuesta, pero sobre todo con la necesidad de conseguir un empleo o generar un emprendimiento propio, en medio de una coyuntura económica compleja.


Desde hace cuatro años, Producción ofrece actividades de capacitación en oficios gratuitas para personas mayores de 18 años que residan en la ciudad. Y en los últimos tres años, las inscripciones fueron en aumento.

Durante todo el 2016, unas 2.600 personas se sumaron a la oferta de cursos del municipio. En cada uno de los últimos dos años, 3.500 se anotaron para seguir alguno de los 155 talleres diferentes que se dictaron entre marzo y diciembre. Este año, en plena época de vacaciones, a la primera convocatoria respondieron más de 2.900 personas. Los interesados podían postularse a un solo curso.

La inscripción on line, a través de la página del municipio, para la primera tanda de cursos de este año comenzó el lunes pasado, a las 9. Dos horas después, el 80 por ciento de los talleres estaba completo, es decir había reunido los entre 50 y 60 inscriptos que admitía el sistema. Una hora más tarde no quedaba espacio libre en ninguno.

El principal objetivo de los cursos "es brindar herramientas para que los asistentes puedan mejorar sus posibilidades de obtener un trabajo o para iniciar su propio emprendimiento, por eso en esta coyuntura económica compleja tienen esa demanda. Pero también es destacable que se trata de una política que el municipio desarrolla en forma sostenida, en colaboración con muchas instituciones capacitadoras y con un amplio despliegue en el territorio", destacó Giró.

Según la última medición del Indec, en el tercer trimestre del año pasado el desempleo en Rosario fue del 7,9 por ciento y exhibió una mejoría en comparación con los tres meses anteriores y con igual período de 2017. A nivel nacional, el desempleo fue del 9 por ciento.

Sin embargo, el informe del Centro de Estudios del Mercado de Trabajo y el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) sobre el mercado laboral en Rosario dio cuenta de una tasa de desocupación del 13,33 por ciento. Según este trabajo, entre junio y setiembre del año pasado, en Rosario había 69.790 personas desocupadas en búsqueda de un empleo. Y el 73 por ciento llevaba entre uno y seis meses desempleado.

La tasa de desocupación era significativamente más alta para algunas poblaciones. Por ejemplo, las mujeres y los menores de 30 años.

La investigación advirtió también que el crecimiento de los índices de desocupación no se podía explicar sólo por la destrucción de puestos de trabajo en la región, sino también por la necesidad de muchos hogares de incrementar su nivel de ingresos para enfrentar la fuerte suba de la inflación; lo que produce que otros miembros de la familia salgan a buscar empleo.

Las mujeres primero

El perfil de los inscriptos a los cursos que ofrece la Secretaria de Producción del municipio sigue estos indicadores.

Entre quienes respondieron a la oferta de capacitación del año pasado, las mujeres se impusieron por amplia mayoría: 75 por ciento. En cuanto a la edad, seis de cada diez anotados tenía menos de 30 años, el 23 por ciento de 31 a 40 y otro 15 por ciento de 41 a 60. Apenas un uno por ciento de los inscriptos había pasado los 61.

A la pregunta sobre los motivos para realizar el curso, siete de cada diez respondieron que tenían necesidad de conseguir un empleo. Otro 20 por ciento proyectaba poner en marcha algún emprendimiento y apenas el 10 por ciento referían un deseo de desarrollo personal.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario