La ciudad

Los comerciantes de avenida Pellegrini se unen otra vez con una gran fiesta popular

Al igual que sus colegas de calle San Luis, ahora este tradicional corredor también apostará a que repunten las ventas. Será este sábado.

Lunes 28 de Octubre de 2019

El Paseo Pellegrini regresa este sábado con su octava edición de la Fiesta de la Cerveza, un evento que contará con un operativo que incluirá 200 policías, 50 inspectores municipales e implicará un costo de un millón de pesos. Será una nueva demostración de ocupación del espacio público, a través de un encuentro en un corredor gastronómico tradicional, a tono con la experiencia que realizaron los comerciantes de calle San Luis la semana pasada.

   La celebración comenzará a partir de las 18, en el segmento de Pellegrini que se extiende entre Maipú y Dorrego y habrá múltiples shows artísticos gratuitos.

   “Hemos sido precursores con la idea de generar una actividad que propicie la ocupación de espacios a través de distintas herramientas. Hacer una calle peatonal, ofrecer comidas de cada local del corredor en la puerta de los negocios es lo que ha generado el éxito de la fiesta”, consideró el vocero de Paseo Pellegrini, Alejandro Pastore.

   El referente también felicitó la movida en calle San Luis, en la que además, luego del éxito por el Día de la Madre, piensan replicar la experiencia para fin de año.

   Despoblar de colectivos por un día las calles céntricas para darle lugar a la gente parece ser uno de los antídotos comerciales para paliar la profunda crisis recesiva.

   Al igual que la experiencia en el corredor textil mayorista, para Paseo Pellegrini los costos del operativo correrán por parte de los privados.

Apenas se definió la fecha, quedó en claro que debido al plan de restricción de gastos del Ejecutivo local los restaurantes y bares de Pellegrini afrontarán una cifra en torno al millón de pesos para pagar el operativo de seguridad.

   Esto implicará el operativo de los cortes de tránsito, y un dispositivo para controlar y prevenir delitos o desmanes en torno a la fiesta. Además, se colocarán baños químicos y señalización.

   Luego, la propuesta artística en diferentes lugares estratégicos del corredor tendrá un costo extra. Pero según estimaciones, sólo con montar un escenario habrá que valerse de unos 40 mil pesos, sin contar el cachet de los artistas.

   La cantidad de policías superará con creces a ediciones anteriores. Los 200 efectivos serán para reforzar el perímetro de seguridad y en función de una expectativa de los organizadores de superar con creces las cien mil personas que participaron de la fiesta en años anteriores.

   El corte de calles será a través de diez cuadras de longitud, más las transversales, con lo que ello representará en materia de tránsito. Los cortes se harán de ambos sentidos de Pellegrini.

   Una desafío en tiempos de vacas flacas, pero que para los organizadores siempre vale la pena. “El balance económico siempre es positivo y ayuda en este momento de complejidad para que los comerciantes puedan resolver con este extra en la recaudación situaciones de deuda o el pago de obligaciones”, destacó Pastore.

   El perfil de avenida Pellegrini se potenciará en su propuesta popular en política de precios.

“La fiesta no estará ajena a esto, se trabajará sobre valores mínimos dentro de un contexto inflacionario. Pero siempre habrá propuestas accesibles acorde al bolsillo de todos y luego la gente podrá elegir de acuerdo a su propio presupuesto. El que quiera pasear y ver bandas en vivo podrá hacerlo, y aquel que pueda sentarse en un bar a comer algo, bienvenido sea también”, señaló Pastore.

   De acuerdo a algunas estimaciones de los gastronómicos, se podrá tomar algo por 150 pesos, hasta un promedio de 500 a 600 pesos por comensal en uno de los bares o restaurantes del Paseo.

   Como ya es costumbre, la Fiesta de la Cerveza tendrá una ambientación particular tanto en la vía pública como en cada uno de los locales.

Convivencia

“Para nosotros, cada edición es una señal de convivencia, nunca tuvimos un incidente, en un contexto donde arrecian los problemas de inseguridad. Pero sabemos que a lo que sufrimos hay otra cara. Se juntan 100 mil personas, algunos consumen alcohol y no pasa nada. Esta es una apuesta firme a la compartir un espacio público entre los rosarinos, de manera pacífica y demuestra que se puede hacer algo masivo y lo celebremos todos”, destacó Pastore.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS