La ciudad

Los colectiveros siguen de paro y hoy será un día clave

Se retomará una audiencia entre todas las partes para intentar acercar posiciones. Los choferes no cobraron el aguinaldo.

Viernes 03 de Julio de 2020

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Rosario ratificó la continuidad de la medida de fuerza dispuesta el miércoles y que tiene paralizados los servicios de colectivos urbanos e interurbanos de la región. La decisión se adoptó tras la falta de certeza en el cobro del aguinaldo y en sumas extraordinarias que no fueron percibidas. Ya se acumularon 28 días de paros a lo largo de 2020. Hoy se retomará la audiencia entre el gobierno nacional, UTA, y los empresarios de Fatap.

La huelga se lleva adelante en todas las ciudades del país, a excepción de Buenos Aires, ante la incorrecta liquidación de los haberes, el incumplimiento en el pago del sueldo anual complementario y la intención de ofrecer el cobro de junio en cuotas a lo largo de julio. Además se le sumaron los cuatro meses de incumplimiento en el pago de los 4 mil pesos que establece el decreto 14/20.

Ayer, en la sede de la UTA de 27 de Febrero al 600, los colectiveros transitaron la jornada sin noticias ni novedades.

"Este paro del transporte no es sorpresivo, porque estamos en una crisis que será complicada superar en la medida que no haya recaudación", planteó ayer a La Ocho el secretario de Transporte de la provincia, Osvaldo Miatello, al referirse a la medida de fuerza que llevan adelante los colectiveros.

Pero tras un problema que ya se convirtió en crónico, el funcionario advirtió que se deberán buscarse otras alternativas para conseguir recursos, porque la compensación mediante subsidios "tiene un límite, porque el Estado no es un chicle", comparó.

Y lejos de una distribución más equitativa de los subsidios entre el interior y Capital Federal, se replicó la misma lógica a la hora de una nueva contingencia.

La medida de fuerza alcanza al transporte de corta y media distancia en todo el país, menos en el Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba), donde los conductores sí cobraron.

"La crisis del transporte público producto de que cayó el número de pasajeros, y por lo tanto de la recaudación, hace que las empresas no tengan márgenes para pagar los salarios. Salimos de una situación con el aporte de los subsidios, pero rápidamente entramos en otro problema, porque no alcanzan los recursos. Eso es lo que sucede en todo el interior del país", se lamentó Miatello.

Para el titular del área de Transporte santafesino, hay que posar la mirada en el mediano plazo para "encontrar mecanismos alternativos que permitan compensar la caídas de recaudación".

Desde el Ente de la Movilidad, se exige a Nación una compensación por la caída en la recaudación, algo que sí ocurre con el Amba.

En efecto, de los 500 mil viajes diarios prepandemia, el sistema sólo trasladaba antes del paro unos 120 mil pasajeros.

Mesa de diálogo

En relación a los sucesivos conflictos, el diputado nacional por Juntos por el Cambio, José Núñez, elevó un pedido formal al Ministerio de Transporte de la Nación para conformar una mesa de trabajo conjunta entre esta cartera, empresarios del sector, sindicatos, el Ministerio de Infraestructura y Transporte provincial, intendentes y legisladores.

En tanto, el legislador por Santa Fe afirmó que solicitará la urgente intervención del gobierno nacional en un conflicto que lleva meses. "Sabíamos que el acuerdo paliativo que aplicaron hace semanas no era suficiente, y que el conflicto con los transportistas podría reanudarse. Si queremos lograr una solución, se requiere del esfuerzo de todos los actores con responsabilidades de gestión, nadie puede pretender eximirse, ni dejar de hacer su aporte", agregó el diputado macrista.

Desde el sector se recordó que hace algunas semanas se presentó en el Congreso nacional un proyecto donde se solicitaba modificar el DNU para incluir los ATP en el transporte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario