La Ciudad

Los choferes de colectivos arrancaron un paro por tiempo indeterminado

Afectará al transporte urbano, interurbano y de media distancia, hasta 200 kilómetros. Los conductores cobraron el 50% del salario de abril

Sábado 15 de Mayo de 2021

Los choferes de colectivos decidieron un paro por tiempo indeterminado, que comenzó hoy a las 0 horas, dado que no habían cobrado la totalidad del salario de abril.

Los conductores del transporte urbano de pasajeros, los de los colectivos interurbanos y los de media distancia, que recorren hasta 200 kilómetros desde Rosario, votaron por unanimidad la medida de fuerza en la asamblea realizada ayer.

Es que al 14 de mayo, los choferes solo habían cobrado la mitad del sueldo de abril. “No podemos seguir esperando”, expresó contundente el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Rosario, Sergio Copello,

Adelanto

Por su parte, la titular de la Secretaria de Movilidad de la Municipalidad, Eva Jokanovich, dijo que, justamente ayer, los choferes habían recibido un adelanto por parte de la Intendencia, que claramente no satisfizo a los colectiveros.

La funcionaria explicó a La Capital que, desde la Municipalidad, “hoy (por ayer) se hizo un esfuerzo enorme para pagar un adelanto, a través del Fondo Compensador, sabiendo que no cubriríamos la totalidad de lo que se adeuda”.

Jokanovich subrayó que “para abonar todo lo que se adeuda en materia de salarios, hay que esperar que ese dinero llegue desde el Ministerio de Transporte de la Nación”.

Esta semana los choferes recibieron el 50 por ciento del salario de abril, y unos 10 mil pesos que abonó la Municipalidad, pero que solamente alcanzaron a los choferes de Rosario, porque el resto ya no depende del ámbito municipal.

“Hicimos todo lo posible, hasta adelantar el aporte que podíamos realizar nosotros, pero el resto depende de la Nación”, subrayó la funcionaria.

Por otra parte, el intendente Pablo Javkin admitió que hubo una demora en la firma de los convenios, que se rubrican cada cuatro meses, debido al fallecimiento del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni y todo lo que supuso su reemplazo.

“Entendemos que la deuda podría resolverse la semana que viene”, adelantó el titular del ejecutivo municipal. Lo mismo esperan los trabajadores.

En rojo

Los choferes de colectivos hasta ayer habían cobrado solamente el 50 por ciento del sueldo de abril, y no saben cuándo recibirán el resto. Por esta situación, el sector estaba en alerta. Ante la falta de respuesta, ayer, en una asamblea, se decidió la medida de fuerza.

Copello explicó que además del 50 por ciento del salario, a los trabajadores también se les adeuda “una suma no remunerativa que depende de la antigüedad, y cinco mil pesos de cuota paritaria del año pasado”.

El gremialista destacó que esperan que “la semana que viene lleguen los fondos de la Nación para que se puedan terminar de pagar los salarios”, pero si no sucede, no se levantará la medida de fuerza.

“Lo que más queremos es trabajar, pero no podemos seguir sin que nos paguen”, dijo contundente el máximo referente del gremio, quien acotó que el “diálogo está abierto” y que esperan que pronto se resuelva el conflicto.

Actualmente, un chofer que recién ingresa a trabajar cobra un sueldo bruto de 80.000 pesos, lo que significa un neto estimado en 67 mil. Sin embargo, los conflictos salariales se repiten año a año.

Basta recordar lo que sucedió el año pasado en Rosario donde, por falta de pago de salarios a los trabajadores, los colectivos dejaron de circular por la ciudad a lo largo de 87 días, aunque en distintos meses.

Lo cierto es que destrabar el conflicto dependerá del gobierno nacional que deberá liberar los fondos a la provincia. Luego, la Secretaría de Transporte, a cargo de Osvaldo Miatello, deberá distribuir los fondos para que lleguen a Rosario.

Llamado a licitación por el servicio de captación de imágenes

El intendente Pablo Javkin firmó el llamado a licitación para el Servicio integral de captación de imágenes para la detección electrónica de infracciones de tránsito.

El sistema a implementar consta de puntos de control fijos y móviles para detectar 27 tipos de infracciones diferentes, que se dispondrán en lugares estratégicos, en función de la siniestralidad y condiciones de la ciudad.

Todo lo obtenido de las multas realizadas por dichas infracciones se destinará al fondo compensador del transporte y a los efectores de salud municipales.

Los puntos de control fijos tienen previsto rotaciones y se situarán en lugares que se elegirán para maximizar la seguridad vial y garantizar una cobertura amplia de la ciudad y sus distintos corredores y zonas.

Se ubicarán en sitios que poseen antecedentes graves de siniestros, arterias que permitan el desarrollo de velocidades altas (controles de velocidad), cruces semaforizados con gran afluencia de peatones y ciclistas, entre otros lugares. A su vez, para garantizar el respeto de los espacios exclusivos y la prevención de siniestros, se dispondrán controles sobre los carriles exclusivos de transporte público y ciclovías.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario