La ciudad

Los anuncios y planes que nunca se concretaron

Remodelar la plaza 25 de Mayo, el entorno del hotel Savoy y el teatro La Comedia, algunos de los proyectos que quedaron en promesas.

Domingo 21 de Julio de 2019

En julio de 2014, la intendenta Mónica Fein lanzó con bombos y platillos una serie de obras de remodelación del casco histórico. Entre otras se buscaba mejorar la plaza Pringles, con veredas más amplias que quedaran al mismo nivel que la calle, algo similar a lo que se hizo en el entorno del teatro El Círculo, y se harían notables mejoras en la plaza 25 de Mayo (Laprida y Córdoba), pero todo quedó en promesas.

Habían proclamado que se ampliarían y nivelarían las veredas en el entorno del hotel Savoy (San Lorenzo y San Martín), del teatro La Comedia (Mitre y cortada Ricardone), del teatro Broadway y del bar El Cairo. Lo cierto es que sólo se hizo esta última acción.

También pregonaron que se realizarían los mismos trabajos que se ejecutaron en el segmento de Sarmiento entre Santa Fe y Rioja, en los tramos de Mitre entre Catamarca y Tucumán, y desde Santa Fe a Rioja. Algo que nunca se vio.

Es más, la intendenta, en aquel momento, dijo que la remodelación del entorno del Savoy y de La Comedia “se realizarían este año”, refiriéndose a 2014. Pasaron cinco años y aún no se ven atisbos de que el trabajo se lleve a cabo.

Junto con esto, se había lanzado un plan de obras que incluía la colocación de techos livianos en el cruce de las galerías, con el objetivo de darle una suerte de continuidad a estos paseos comerciales.

La idea era instalarlos en San Martín entre Córdoba y Rioja, en Sarmiento entre Córdoba y Rioja, y en Mitre entre Córdoba y Rioja.

Nada de esto se concretó.

Por eso, en enero de 2016, la titular del Ejecutivo local volvió a lanzar un plan de mejora para “unir en un mismo paseo el lugar más histórico de la ciudad, el Monumento a la Bandera, el Palacio Municipal, la Catedral, con toda el área central de la ciudad”, señaló en su momento Fein.

Lo cierto es que se remodeló el tramo de Sarmiento entre San Lorenzo y Rioja y lo demás quedó en suspenso.

Allí también se realizó el reordenamiento del transporte urbano de pasajeros, tal como se había anunciado, pero que provocó el descontento de los comerciantes.

Ese año, desde el municipio, también habían declarado que se llevarían a cabo “acciones que favorezcan la gastronomía, la revitalización de restaurantes y bares, para que el ciudadano se apropie de esos espacios a toda hora”. Buenos deseos y grandes anuncios que, en cinco años, no llegaron a concretarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario