La ciudad

Llegó al Concejo el plan de mano dura contra las infracciones de tránsito

Prevé multas que en algunos casos aumentan más del doble de los valores actuales. El endurecimiento en las sanciones busca modificar los incumplimientos de los infractores e instalar un cambio de hábito en el respeto a las normas. En especial con los vehículos de menor porte.

Miércoles 21 de Septiembre de 2011

El Palacio de los Leones envió ayer al Concejo Municipal el proyecto de modificación a la ordenanza que fija los valores de las infracciones de tránsito. Tal como lo anticipó LaCapital, en el caso de las motos los montos se duplican y se prevé quitar el beneficio del pago voluntario, que reduce las tarifas a la mitad. El endurecimiento en las sanciones busca modificar los incumplimientos de los infractores e instalar un cambio de hábito en el respeto a las normas. En especial con los vehículos de menor porte.

En el proyecto estuvo involucrada la Subsecretaría de Seguridad Comunitaria, con la participación de la comisión de seguridad vial que integran Ongs especializadas en accidentología, las direcciones de Tránsito e Ingeniería de Tránsito y el Tribunal Municipal de Faltas.

Por calles y avenidas circulan 560 mil vehículos radicados en Rosario con un crecimiento de ese parque vehicular que ronda entre un 8 y un 10 por ciento anual.

En ascenso.La iniciativa hace hincapié en modificar las conductas de los choferes, especialmente entre quienes manejan las 180 mil motos patentadas en la ciudad.

Es que de cada diez accidentes que registran lesionados trasladados al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), seis de esos heridos circulaban arriba de una moto. En muchos casos sin el casco protector. Esta infracción al Código de Faltas tiene en la actualidad una multa de 50 a 600 pesos, pero con el beneficio del pago voluntario, los infractores pagan 25 pesos.

Un monto que resulta "irrisorio" para el Ejecutivo, si se busca garantizar el acatamiento a las normas de tránsito. En el ranking de las infracciones más comunes detectadas por los operativos de Tránsito en la calle, la falta de casco figura en primer lugar. Les siguen las irregularidades en la documentación (cédula verde, carné habilitante o seguro), deficiencias en el vehículo (falta de espejo retrovisor o escape reglamentario) y la circulación en moto con más de un acompañante, algo muy común en los barrios y en la salida de las escuelas, donde se ven a bordo de los rodados a menores de edad colgados de los adultos.

En cifras. Las estadísticas oficiales arrojan que de cada diez motos ingresadas al corralón, sólo tres vuelven a la calle. El 70 por ciento restante queda en poder del municipio por no regularizar su documentación, tener los guarismos alterados, no contar con el patentamiento correspondiente o haber sido robadas.

Para acentuar la intención "ejemplificadora" versus el afán recaudatorio que podría esconder esta actualización de valores, el secretario de Hacienda, Gustavo Asegurado, había indicado días atrás que los ingresos al fisco local por multas no llegan a un dígito de la recaudación.

Con el proyecto ingresado ayer al Palacio Vasallo, ahora será el turno para que los concejales lo analicen, le den tratamiento y eventualmente promuevan su aprobación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario