Pandemia

Llegan las segundas dosis de la vacuna Sputnik y la semana próxima empiezan a aplicarlas

Los mayores de 80 años que hayan recibido la primera dosis de la medicación rusa comenzarán a ser convocados para completar el esquema de vacunación

Viernes 11 de Junio de 2021

Desde el próximo lunes, los mayores de 80 años que hayan recibido la primera dosis de la Sputnik V empezarán a ser convocados a los vacunatorios para completar su inoculación. Los turnos se asignarán siguiendo el orden de edades y de la fecha en que se inició el esquema de protección contra el coronavirus, hasta tanto se completen las 31.200 unidades con el segundo componente de la vacuna rusa que el gobierno nacional destinó a Santa Fe, de los insumos que arribaron el martes por la tarde a Ezeiza.

En el informe diario de vacunación que se realiza desde el Ministerio de Salud provincial, la subsecretaria de Equidad, Romina Carrizo, adelantó que en los próximos días comenzará la aplicación de segundas dosis de las vacunas Sputnik V para poder completar los esquemas de vacunación para aquellos que ya recibieron la primera dosis.

Desde la cartera sanitaria indicaron que los turnos empezarán distribuirse la semana próxima, respetando los plazos de colocación de las primeras dosis. Es decir, los primeros en ser convocados serán los mayores de 80 que recibieron la vacuna producida en Rusia.

Así se avanzaría en forma escalonada en la medida que lo permita la llegada de segundas dosis que aún es escasa. A medida que arriben más vacunas del segundo componente, los responsables de los operativos de vacunación irán convocando, de la misma manera que lo hicieron la vez anterior, a aquellos que les fue cumpliendo el plazo de 3 meses, estimado para completar el esquema.

De acuerdo al último informe del Ministerio de Salud de la provincia, correspondiente al jueves pasado, Santa Fe había recibido 652.500 dosis de vacuna Sputnik V. De estas, se colocaron 526.152 del primer componente y 78.994 del segundo. Es decir que unas 447 mil personas aún no completaron su esquema de vacunación.

>>Leer más: Llega el vuelo que trae el reactivo para fabricar la Sputnik V y más de 400 mil dosis

La mayoría de las segundas dosis de Sputnik V aplicadas alcanzan al personal de salud priorizado en el inicio del plan de vacunación. Es decir aquellos trabajadores de terapias intensivas, guardias Covid o ambulancias; población estratégica para sostener el funcionamiento y la respuesta del sistema sanitario y una de las más afectadas por los contagios durante la primera ola de la enfermedad.

En tanto, aún es escaso el porcentaje de adultos mayores que recibieron la primera dosis de Sputnik V a principios de mayo y ya completaron su esquema de vacunación. ¿El motivo? Ante la poca provisión de vacunas, se decidió diferir la aplicación de las segundas dosis y concentrar esfuerzos en aplicar las primeras dosis, de manera de contar con un porcentaje mayor de población protegida antes de la llegada del invierno.

La protección no se vence

No obstante, la llegada a cuentagotas de la vacuna empieza a sembrar preocupación entre los mayores de 70 que recibieron la primera dosis de Sputnik ya superaron o están cercanos a superar los tres meses desde la aplicación de la primera dosis.

En un material difundido el jueves por el plan provincial de vacunación, se aclara que diferir la aplicación de la segunda dosis de la vacuna no hace menos efectiva la protección alcanzada con el primer pinchazo.

"La primera dosis colocada no pierde efectividad una vez transcurrido el tiempo. Todas las vacunas tienen un tiempo mínimo entre cada dosis, pero no un tiempo máximo. Lo que hace el organismo es generar los anticuerpos con la primera dosis y con la dosis subsiguiente, reforzarlos", señala el documento y aclara que "el efecto de la primera dosis no se pierde ni se corta" ni tampoco "se vence".

De acuerdo a lo determinado por las autoridades sanitarias nacionales el tiempo mínimo interdosis planificado es de 90 días para todas las vacunas, pero la evidencia científica demuestra que con una dosis se reducen los contagios, las internaciones y la letalidad.

Infectólogos consultados por La Capital coincidieron en que no hay un plazo máximo estipulado entre aplicaciones, ya que no hay evidencia científica sobre este punto, aunque admitieron que el esquema completo “es lo que corresponde”, y lo que permite alcanzar “la mayor eficacia de la vacuna”, sea cual sea la que se recibió.

“Si tenemos en cuenta cómo funcionan otras vacunas con esquemas similares para otras enfermedades, podemos señalar que a partir de los cuatro o cinco meses de colocada la primera dosis ya puede haber problemas con el aumento de la protección, que es el objetivo que se busca en esa segunda etapa de la inoculación”, dijo Antonio Montero, infectólogo e investigador científico del Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario.

>>Leer más: Especialistas afirman que una sola dosis de Sputnik puede proteger más de 3 meses

En este sentido aclaró que “una sola dosis de Sputnik, por ejemplo, tiene un 60, 70 por ciento de eficacia, con lo que es posible llevar cierta tranquilidad, porque esa protección existe y nadie dice que se va a perder en unos meses. Claro que lo ideal es que se alcance la protección máxima”, mencionó Montero, quien comentó que la “probablemente la dificultad en la demora de la entrega del segundo componente de Sputnik V es la complejidad de fabricarlo: necesita una cantidad enorme de partículas de ARN para que funcione”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario