La ciudad

Lifschitz toma partido y promueve los boliches "integrados a la ciudad"

El intendente manifestó su opinión acerca de la discusión que comenzará el Concejo para evaluar la creación de una zona alejada en la que se radiquen boliches y bares con actividad nocturna. “Tiene su riesgo porque implica grandes traslados y otros problemas”, dijo y pidió que “no se apresuren” en tomar decisiones.

Martes 22 de Noviembre de 2011

El intendente Miguel Lifschitz manifestó su punto de vista acerca de la creación de una zona en la ciudad que agrupe boliches y bares nocturnos. Dijo que cree que es mejor que esta actividad esté “integrada” al resto de la ciudad y remarcó los problemas de traslados que pueden arribar si se instalan en áreas muy alejadas.

A diez años de su sanción, el Concejo comenzará a revisar hoy la ordenanza que regula el funcionamiento de boliches y bares con actividad nocturna. Un grupo de ediles promueve endurecer las exigencias para habilitar locales frente a las quejas de vecinos por ruidos molestos e inseguridad.

En ese sentido el municipio buscará promover otras zonas de radicación de confiterías en las afueras de la ciudad. Los empresarios del sector pretenden que se incorporen nuevas figuras, como los pubs con baile ocasional, y la flexibilización de las actuales sanciones económicas y administrativas.

“Este tema requiere estudios serios y no se puede improvisar o actuar ni por la presión de los vecinos ni por la presión de los empresarios”, dijo y explicó que “el Estado tiene que regular y garantizar que haya espacios de diversión nocturna, más en una ciudad como la nuestra con tanta vida cultural, artística y turística. Por supuesto tiene que garantizar que esos espacios guarden normas adecuadas para que no produzcan conflictos con los entornos en donde se realizan”.

“Tenemos bastantes estudios sobre este tema, espero que el Concejo no se apresure a tomar medida coyunturales que después son difíciles de modificar y que logren un proyecto superador”, pidió Lifschifz.

En tanto fue categórico al afirmar que la creación de una zona para boliches “puede ser alternativa para establecimientos masivos, que tienen concurrencia muy alta como confiterías bailable” aunque alertó que “tiene su riesgos porque implica grandes traslados y otros problemas”.

“Siempre he sido más partidario de una integración en la ciudad, Rosario tiene muchos espacios abiertos que son compatibles con este tipo de actividades, es cuestiónd e estudiarlos y promoverlos”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario