La ciudad

Lifschitz se va de la intendencia tranquilo por su futuro político

Si bien el intendente saliente de Rosario no descarta una candidatura a legislador nacional o incluso a gobernador, aclara que ninguno de los dos temas lo desvela. "Entiendo mi acción política en el marco de un proyecto colectivo", dice.  

Martes 06 de Diciembre de 2011

Miguel Lifschitz ya retiró sus pertenencias del que fue su despacho durante los ocho años que gobernó los destinos de la ciudad. También ya firmó los últimos expedientes de su gestión y ya se prepara para asumir como senador provincial por el departamento Rosario, su nuevo rol en la función pública.

En un reportaje con el programa Bien Temprano de Canal 5, Lifschitz evaluó lo que significaron las diferentes gestiones socialistas en Rosario, se mostró a favor de la delegación de facutades a su sucesora Mónica Fein para que aumente el precio del boleto sin la intervención del Concejo y admitió que extrañará la "adrenalina que tiene la tarea de intendente". Además, no descartó que en el futuro pueda ocupar una banca a nivel nacional o candidatearse para gobernador.

"Es una posibilidad, pero no es un tema que tenga en agenda. Ninguno de los dos temas me desvela. No tengo un proyecto personal. Entiendo mi acción política en el marco de un proyecto colectivo. Si en 2013 ó 2015, para ese proyecto es bueno que yo esté en esos lugares, allí estaré. No es un tema que defina mi vida y mi futuro político", dijo.

El actual intendente opinó sobre lo que significaron las gestiones socialistas en Rosario. “Es una experiencia política inédita en la Argentina. Es la primera vez que un partido alternativo, que no es el radicalismo ni el peronismo, logra llegar al gobierno primero en una ciudad importante y luego a la provincia. No sólo llegar, sino sostenerse en el tiempo y lograr un voto de conciencia”, opinó.

El intendente sostuvo que “el último voto de los rosarinos y de los santafesinos a Binner, es un voto de gente que vota a conciencia, pensando en el futuro, que confía en un proyecto político, en una menera de llevar adelante la gestión. Es un logro muy importante, y tiene perspectivas de seguir creciendo en Santa Fe y a nivel nacional también”.

Sobre la consulta puntual acerca de la inicitiva de otorgarle a Mönia Fein facultades para aumentar el boleto de transporte sin la intervención del Concejo Municipal, Lifschitz se mostró a favor de insistir en favor de esa concesión a la intendenta electa. “Creo que sí. Era un tema que estaba acordado. Había una mayoría para poder resolverlo favorablemente, había consenso. Fue conversado con la oposición, que no lo iba a votar, pero era un tema que tuvo el diálogo suficiente. Espero que en la próxima sesión del miércoles se pueda aprobar”, manifestó.

El senador electo por el departamento Rosario dijo que desde la banca en la Legislatura trabajará en la reforma de la Constitución y Automonía Municipal. “Voy a trabajar en la reforma de ley de Municipalidades para incorporar innovaciones que la actual ley tan vetusta no tiene. Estoy trabajando en proyecto de apoyo a la pequeña y mediana empresa y en un proyecto de policía ciudadana. Y en temas de infraestructura básica como agua potable y energía”, agregó el mandatario saliente.

Lifschitz admitió que extrañará la adrenalina y la exigencia diaria que tiene la tarea de intendente. "Ser intendente, y más en una ciudad como Rosario, más que un trabjao es un estado civil. Aún estando de vacaciones, descansando a la noche, donde fuere, sigue siendo intendente con la responsabilidad de todo lo que pasa en Rosario. Eso lo he vivido muy intensamente. A partir de ahora voy a seguir trabajando mucho, pero con otros manejos del tiempo. Quizás tendré menos exposición pública", dijo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario