La ciudad

Lifschitz reclama obras públicas y quiere ser convencional constituyente

El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, negó hoy que haya animosidad política de parte del gobierno nacional en cuanto a la realización de obras públicas en la ciudad, planteó la posibilidad de ser convencional constituyente y admitió que un 15 por ciento de aumento salarial para los empleados municipales sería “razonable”.

Martes 05 de Febrero de 2008

Rosario- El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, negó hoy que haya animosidad política de parte del gobierno nacional en cuanto a la realización de obras públicas en la ciudad, planteó la posibilidad de ser convencional constituyente y admitió que un 15 por ciento de aumento salarial para los empleados municipales sería “razonable”.

En declaraciones radiales efectuadas esta mañana, el intendente señaló no sentirse enojado con el gobierno nacional por la falta de obras públicas pro destacó que “me resulta difícil seguir dando fechas y aseverando plazos cuando hace casi tres años, en el caso de los muelles del parque España y lo de Circunvalación, venimos denunciando el abandono de eso. Yo no dudo de las mejores intenciones de todos los funcionarios pero la realidad habla por sí sola. Si se recorre la Circunvalación, los accesos viales, si va a la costa de Rosario se va a encontrar con que las obras no están, no se concretan. Por otro lado uno ve que en otro lado del país las obras avanzan”.

Lifschitz le contestó a los dichos del diputado nacional Agustín Rossi, quien señaló que la responsabilidad de la caída de los muelles en la costanera central no es del gobierno nacional sino de la Municipalidad: “A veces me extraña la posición que toman algunos legisladores, que son de la ciudad y de la provincia. Los muelles son muy antiguos y la Municipalidad los heredó de la Nación, ahora se acaba de desmoronar un sector de muelle que es de la provincia. Pero la realidad es que en su momento el gobierno nacional se comprometió a hacer las obras. Sé que hay una voluntad política de la Nación para recuperar ese sector de costas. Lo que expreso con preocupación es que hay funcionarios de segunda o tercera línea que no están cumpliendo por lo menos con la efectividad o la eficiencia que se requiere".

"Por ejemplo -abundó-, el tema de Circunvalación es de alta preocupación. Aparte la imagen que esta dando la ciudad con todos los accesos en malas condiciones no sólo es riesgosa desde el punto de vista de vida de las personas. Rosario además es un cetro económico, turístico y comercial fundamental en el interior de la Argentina. Y creo que no estamos reclamando grandes cosas. Lo de la licitación aún no se resuelve. Hemos tenido mucha paciencia. Dejamos correr el año pasado porque había elecciones, por las fiestas. Ya estamos en 2008 y el esfuerzo no aparece. No creo que haya intencionalidad política. Hay decisión pero en algún nivel intermedio falta eficacia”.

Con relación al nuevo pedido de aumento salarial por parte de los empleados municipales, el titular del Palacio de los Leones señaló que “tuvimos una discusión salarial en los primeros días de enero y acordamos un incremento salarial en dos partes. Supongo que en marzo o abril se reabrirá la discusión para el resto del año. Creo que los incrementos deben estar en sintonía con lo que se está hablando a nivel nacional, es decir entre el 15 y el 17%. Por supuesto que puede haber pedidos de toda índole pero too hay que analizar las dos caras de la moneda. Un 15% sería razonable”.

Al referirse a un probable aumento en la tasa general de impuestos (TGI), Lifschitz destacó que “sobre ese tema no tenemos por el momento ninguna decisión tomada porque estamos analizando posibilidades de recomposición de los ingresos por vía de otros mecanismos”.

Consultado sobre el nuevo sistema de colección de residuos, el intendente dijo que “está planteada una audiencia pública para los próximos días. Es un mecanismo que hemos introducido desde hace un par de años para la discusión de los pliegos de concesión. Eso abre la posibilidad para que cualquier ciudadano o cualquier institución pueda hacer aportes, objeciones. Después eso va al Concejo”.

Con respecto a si estaba conforme con el servicio que prestaban las empresas concesionarias del servicio de recolección de residuos indicó que “creo que son buenas empresas. Están llegando al final de la concesión y hay algunas discusiones gremiales que también influyen y eso produce algunos inconvenientes. Pero han cumplido satisfactoriamente durante estos años con el servicio”.

Finalmente Lifschitz sorprendió al señalar que “le encantaría” participar de la reforma constitucional como convencional. “Sin ninguna duda si se abre esa posibilidad (de ser convencional constituyente) me gustaría serlo. Es una gran oportunidad la posibilidad de la discusión de la reforma constitucional en Santa Fe para convertirla en una provincia moderna y para pensar en una estructura pública moderna. Lo de ser candidato a gobernador es hacer futurología”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario