La ciudad

Lifschitz prioriza el tema seguridad pero dice que "no hay soluciones mágicas"

El intendente de Rosario dijo que se debe trabajar con firmeza para darles respuestas a los vecinos. Lo hizo en el marco del diálogo político que se inició anoche con el oficialismo y continuará hoy con el justicialismo.

Martes 20 de Octubre de 2009

El intendente Miguel Lifschitz señaló hoy que tiene mucha expectativa en las rondas de diálogo político que inició ayer y que apuesta a que 2010 sea un año especial para Rosario y destacó como prioritario el tema "inseguridad", al igual que el transporte y las cloacas.   

Al ser consultado sobre la primera ronda del diálogo político iniciada anoche, el intendente indicó en declaraciones a LT8 que, "tengo mucha expectativa porque creo que vamos a iniciar desde diciembre una etapa que tiene que ser muy buena para Rosario, particularmente 2010, que no es un año electoral, es el del Bicentenario y que tiene mucha carga simbólica. Incluso los pronósticos económicos para la región indican la posibilidad de algún repunte positivo y tenemos que aprovecharla desde el Ejecutivo y desde el Concejo para avanzar en un montón de temas en un clima de diálogo y armonía".

Sobre los temas en particular, el intendente dijo que "hay temas que van a requerir un trabajo en conjunto, como por ejemplo el plan de desagües cloacales que hemos firmado con la provincia y que requerirá la aprobación del Concejo. Todo requerirá un trabajo conjunto para que el vecino pueda tener la certeza de que a partir de 2011 , sea quien sea el intendente o el gobernador, el sistema va a seguir funcionando y va a tener sustentabilidad en el tiempo".

"El tema del transporte es otro aspecto. Necesitamos poner en marcha la licitación de Las Delicias y convertir al transporte en política de Estado. Hay que atender demandas de distintos sectores de la ciudad", abundó.
 
"La transformación urbana es otro de los temas vitales. El Plan Urbano está en el Concejo y esperemos que el año que viene se pueda discutir", agregó el titular del Palacio de los Leones.
 
Al ser consultado sobre el pedido de aumento de tarifas presentado por los taxistas señaló que "nosotros no hemos estudiado el tema. Esto se conversa entre los bloques. Será un tema, sino de agenda, para el año próximo. No tengo un informe técnico así que no puedo hablar mucho. Es probable que haya habido desfasaje pero no tengo la magnitud, ni si esa magnitud amerita un aumento".
 
Respecto al controvertido tema seguridad indicó que "este también debe ser un tema de agenda con el Concejo para plantear estrategias de mediano plazo. Hay que generar acciones en conjunto con la policía, la Justicia, el sistema carcelario y Desarrollo Social de la provincia. Como iniciativa inmediata hemos convocado al Consejo de Seguridad para plantear con firmeza la necesidad de poner en marcha acciones complementarias. Percibimos, como el ciudadano común, que hay gran cantidad de delitos. Ese que tiene que ver con el arrebato, el robo de vehículos, el robo a propiedades". 
 
Cuando se le preguntó sobre la idea de realizar una marcha hacia la casa del ministro de Seguridad provincial, Daniel Cuenca, Lifschitz dijo no estar de acuerdo: "Están todas las instancias abiertas al diálogo, a escuchar a los vecinos, a escuchar alternativas. Pero no me parece que poner a los funcionarios responsables en esa situacion contribuye. Pero no hay soluciones mágicas, hay causas estructurales, pero van a necesitar de la colaboración de todos los sectores".
 
 Sobre el tránsito rosarino indicó que "monitoreamos la situación de congestión en horarios picos y en algunas zonas de la ciudad. Vamos a apuntar a aumentar la oferta de estacionamiento en el área central y microcentro. Necesitamos más inversión privada y apostamos al estacionamiento subterráneo. Vamos a aplicar algunas modificaciones al estacionamiento medido y a intensificar el control porque se cometen muchas infracciones", concluyó Lifschitz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario