La ciudad

Lifschitz: "No advierto en la provincia una situación conflictiva para fin de año"

El gobernador alertó sobre la fuerte recesión y la caída del salario, y si bien advirtió sobre el empeoramiento de la situación económica en general llevó tranquilidad a los santafesinos sobre posibles estallidos sociales.

Jueves 22 de Noviembre de 2018

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, aseguró esta mañana que no "advierte" ninguna "situación conflictiva en la provincia" para fin de año, al tiempo que alertó sobre la situación económica para 2019 que "nadie está haciendo pronósticos optimistas para el año que viene, ni el propio gobierno".
"No advierto en la provincia ninguna situación particularmente conflictiva para fin de año. Es real que hay un deterioro, que tiene que ver con la recesión y la caída del salario, y que es acumulativa. Obviamente que a medida que pasan los meses la situación empeora. Pero no vislumbro de aquí a pocas semanas alguna situación en particular", dijo el mandatario provincial.
Lifschitz participó esta mañana del lanzamiento de la campaña "Comprando en tu comercio amigo ganamos todos", que involucra y pone en igualdad de condiciones a 9.000 negocios santafesinos. Aprovechó la ocasión para anunciar un acuerdo con la fábrica de electrodomésticos Liliana con vistas a la compra de productos de la empresa que serán sorteados en el marco de la iniciativa provincial.
lifschitz55.jpg

Consultado sobre el cierre de un año en el que la retracción del consumo fue muy notoria, el titular de la Casa Gris expresó: "Nadie puede ignorar que hay una caída muy importante en el consumo. Hay muy poca demanda de productor de fabricación nacional. Recién el dueño de Liliana nos contaba que en los últimos meses ha caído la venta de sus productos en un 30 por ciento. Ellos están haciendo un gran esfuerzo para sostener su estructura productiva, que incluye a 600 trabajadores y trabajadoras".
Lifschitz analizó el panorama económico para 2019 y trazó un panorama poco optimista: "No tengo ninguna duda que va a ser un año difícil. Nadie está haciendo pronósticos optimistas. Ni el gobierno lo hace, así que imagínense qué podemos esperar el resto. Tengo que ser sincero, no tengo demasiadas expectativas porque el horizonte de la economía nacional no nos permite vislumbrar ninguna situación o coyuntura favorable que haga que la economía revierta la situación de recesión".

Con respecto a la quita de subsidios al transporte y al proyecto que busca aumentar la carga tributaria a las cerealeras y bancos, Lifschitz dijo: "Hay mucha presión, mucho lobby para que el proyecto no se apruebe pero espero que la Cámara de Senadores termine votando mirando a las necesidades de los sectores populares, que son los que usan el transporte de pasajeros".
"Nadie puede ignorar que hay una caída muy importante en el consumo. Hay muy poca demanda de productor de fabricación nacional".
"Se han eliminado los subsidios nacionales al transporte. La provincia va a cubrir el 50 por ciento de ese subsidio. el otro 50 por ciento en parte lo va a tener que absorber la tarifa y en parte hay un compromiso del gobierno nacional de acuerdo a lo votado en el Presupuesto, de absorber un 25 por ciento. Vamos a ver si se cumple o no", amplió el gobernador.
Finalmente, se refirió a la posibilidad de que el municipio de Rosario agregue una cuota o aumente el valor de la última contribución del año de la patente automotor para conseguir fondos para el transporte. "Puede ser alguna estrategia local. Nosotros no hemos propuesto absolutamente nada en la ley tributaria que enviamos el martes a la Legislatura", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});