La ciudad

Lifschitz: "La transformación de Rosario requiere la presencia de más policías"

El intendente dijo hoy que la expansión de los centros comerciales, la actividad céntrica y la actividad nocturna casi todos los días en Rosario amerita que haya más efectivos en las calles. Estimó que la llegada de agentes se producirá a principios de 2010.

Miércoles 09 de Septiembre de 2009

Rosario- El intendente dijo que la cantidad de centros comerciales, la actividad céntrica y la actividad nocturana casi todos los días en Rosario necesita de más efectivos. Estimó que la llegada de agentes se producirá a principios de 2010.

En declaraciones radiales efectuadas hoy, el titular del Palacio de los Leones se refirió al tema de la seguridad e indicó que  "hoy tenemos centros comerciales en varios barrios, en varias zonas, hay una actividad económica en varias zonas de la ciudad, tenemos actividad nocturna en casi toda la ciudad, hay mucho turismo. Todo esto que ha permitido la transformación de la ciudad requiere una presencia policial mucho mayor de la que teníamos  10 años atrás y la verdad es que tenemos los mismos policías que teníamos en esa fecha".

Lifschitz respondió así a un pedido del concejal radical Jorge Boasso, quien ayer pidió una sesión especial en el Concejo para avanzar en la iniciativa de que agentes de la GUM desempeñen tareas administrativa y los policías salgan a patrullar las calles y debatir sobre la inseguridad. 

Consultado sobre si la actual administración socilaista no estaba contribuyendo en el aporte de nuevos agentes, Lifschitz señaló que "no lo plantearía en esos términos, hay que darle un plazo. Me ha transmitido el ministro Cuenca que se ha incrementado la cantidad de cadetes en la escuela de Policía con la idea de reforzar la dotación de efectivos. Todo esto requiere un tiempo de organización, de preparación de los agentes, de adecuación de equipamiento. Tenemos el compromiso del ministro para incorporar a principios del año una cantidad importante de efectivos". 

Cuando se le preguntó si le había molestado la actitud de AFA, que responsabilizó al municipio y a la policía por haber cerrado las puertas del estadio, dejando sin poder presenciar el partido a gente que tenía su entrada, Lifschitz indicó que "cuando hay un problema todo el mundo trata de sacarse el problema de encima. Nosotros cumplimos con nuestra tarea" y reiteró que "no hicimos nada distinto a lo habitual" al tiempo que descargó: "Si se vendieron más entradas, o si hubo entradas falsificadas no sé a quién la cabe la responsabilidad pero no a nosotros".

De todos modos, el intendente mostró su postura a que Argentina juegue su próximo partido de eliminatorias en octubre ante Perú en Rosario: "Problemas hay siempre, incluso en Buenos Aires. Las dificultades se pueden subsanar. Acá todo salió muy bien, salvo ese pequeño detalle. Más allá de lo futbolístico, el evento fue exitoso y se puede atender mejor en el futuro".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario