La ciudad

Lifschitz define contrarreloj quién será el responsable del Ministerio de Salud

Tras descartar al secretario de Salud municipal, Leandro Caruana, el gobernador electo evalúa para el cargo a Miguel González, segundo de la cartera a cargo de Mario Drisum. Malestar en los gremios estatales. 

Martes 10 de Noviembre de 2015

A poco menos de 24 horas del anuncio de los ministros restantes del gabinete que asumirá el próximo 10 de diciembre, el gobernador electo, Miguel Lifschitz, todavía no resolvió quién será el responsable de una históricas áreas emblemas de la gestión del socialismo santafesino, Salud.

Ayer por la tarde el nombre que sonaba más fuerte para ocupar la cartera era el de Leonardo Caruana, quien actualmente tiene a su cargo la secretaría de Salud de la Municpalidad de Rosario. No obstante, su postulación para el cargo, que había generado tensión entre Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, perdió fuerza.

Pese a que el propio Lifschitz había admitido que la gestión de Mario Drisum al frente del Ministerio de Salud de Santa Fe había tenido costados flacos y que se resitía a que los hombres de su equipo quedaran al frente de la cartera, hoy Miguel Gonzalez, secretario del área, era el candidato al cargo.

Lifschitz tiene previsto presentar mañana los dos ministros que le faltan en el gabinete. Uno de ellos es el del Ministerio de Medio Ambiente, que ayer a la tarde se confirmó estará a cargo del radical Jacinto Speranza, quien fuera por dos períodos consecutivos intendente de la ciudad de Reconquista.

Caruana cuenta con credenciales para ejercer el ministerio de Salud, ya que se desempeñó como subsecretario de Salud Pública municipal entre 2009-2011. Antes tuvo a su cargo la Dirección General de Servicios de Salud, la Dirección de Atención Primaria de la Salud, y fue responsable del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias Rosario.

Gonzalez forma parte de un equipo que, a diferencia del que lideró Miguel Cappiello, quien ocupará una banca en el Senado provincial, fue blanco de fuertes críticas de los gremios que nuclean a los profesionales del arte de curar y que le dio más de un dolor de cabeza al gobernador Antonio Bonfatti. Su posible designación suscitó malestar en los gremios estatales que no ven con agrado la posibilidad de que continúen al frente del Ministerio de Salud quienes lo llevaron a la actual situación de deterioro y con numerosos problemas de gestión.

Lo cierto se que Lifschitz define a los apurones quién será el responsable de una de las áreas críticas de su gobierno, Salud, y que generó, por la ineficacia de la gestión, que haya médicos de paro, el Iapos esté sin atención al público y que se multipliquen las quejas por  deficiencias en los servicios de varios hospitales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS