La ciudad

Lifschitz defendió suba de la TGI: "Busco equilibrio, no puedo hacer demagogia"

El intendente de Rosario respondió a las críticas de numerosos ciudadanos por la suba de la TGI, además de los cuestionamietos por la reestructuración del tránsito en el microcentro. Por otra parte, al referirse al pedido de aumento de trabajadores municipales señaló que se debe priorizar el interés general sobre el particular. También se mostró muy conforme con la reunión que realizó ayer el gobernador Hermes Binner con distintos representantes de sectores sociales, económicos y políticos.

Viernes 30 de Enero de 2009

Rosario- El intendente de Rosario respondió a las críticas de numerosos ciudadanos por la suba de la TGI, además de los cuestionamietos por la reestructuración del tránsito en el microcentro. Por otra parte, al referirse al pedido de aumento de trabajadores municipales señaló que se debe priorizar el interés general sobre el particular. También se mostró muy conforme con la reunión que realizó ayer el gobernador Hermes Binner con distintos representantes de sectores sociales, económicos y políticos.

En diálogo con Radio Dos, el intendente indicó hoy con relación a la reunión llevada ayer por el gobernador Hermes Binner con el Consejo Económico y Social que "realmente fue una reunión muy numerosa y por otro lado muy representativa de los distintos sectores de la provincia. Hubo una gran coincicencia en cuanto al diagnóstico de la situación y la necesidad de reclamarle al gobierno nacional algunas medidas que permitan alentar la actividad productiva santafesina. Hay preocupación por el impacto de la crisis internacional pero también por la sequía y las consecuencias que tendrá de acá a unos meses. Por eso debemos tener capacidad de reacción". 

Acerca de la actitud del gobierno provincial de realizar este tipo de reuniones y contrastando con la adoptada por el gobierno nacional, el titular del Palacio de los Leones señaló que "eso marca una contracara, una diferencia importante que no es una actitud oportunista del gobernador Binner, que es establecer marcos de diálogo y de consenso con los actores económicos y sociales de la realidad económica de la provincia y buscar salidas en común. Evidentemente en una situación como esta ningún sector puede pensar que va a salir por sí sólo. Ni la industria saldrá a costa del campo, o a los trabajadores a costa de los empresarios. Por eso hay que buscar medidas con transfondo de solidaridad social. Esto es lo que se le reclama al gobierno nacional. Más allá de los anuncios, que en algunos casos son positivos, es necesario abrir la jugada, escuchar a todos los colores políticos, a la mesa de enlace del campo y acordar políticas que nos permitan posicionarnos mejor en un escenario complicado".

Acerca de la próxima pelea por el tema salarial que planteará el gremio municipal, Lifschitz dijo que "es probable que en febrero o marzo empiece a plantearse el tema salarial. Estas son dos realidades que no necesariamente son contradictorias. Por un lado están los municipios que tenemos una situación muy ajustada y donde es difícil seguir asumiendo nuevos incrementos de costos en salarios y servicios sin ninguna posibilidad de que esto se refleje en el aumento de los ingresos. Hay una situación que en algún punto debe ser contemplada por el gobierno provincial o nacional, y por otro lado está la legitimidad de los trabajadores de pretender exhibir su situaciónb laboral. Pero aquí no puede haber soluciones que salven a un sector de trabajadores o a muncipios. Probablemente la provincia tendrá que sentar a todas las partes en la mesa y ver cómo encuentran soluciones compartidas"

Cuando se le preguntó sobre las numerosas críticas que había recibido por parte de los contribuyentes por los fuertes incrementos en la TGI y los cambios introducidos en el sistema de estacionamiento en la zona del microcentro, el intendente defendió las variantes introducidas: "Yo soy un gobernante muy responsable y coherente. Queremos tratar de mejorar la recaudación para hacer frente al incremento de costos. El año pasado tuvimos inflación del 25% en Santa Fe y esa inflación impacta en el bolsilo de las personas de la misma manera que lo hace en las cuentas del municipio. Y yo tengo la obligación de atender la salud pública y esto hay que sostenerlo, al igual que los servicios de limpieza y todo lo que es el funcionamiento de la ciudad y la administración. Tengo la obligación de buscar equilibrio, no puedo hacer demagogia.  Sé que a veces es difícil, a nadie nos gustan los incrementos pero hay que reconocer que en el último año la vida se incrementó muy fuerte en todas las coasa, en los artículos de primera necesidad, en las facturas del aguas, de la electricidad, en los gastos habituales de una familia y que también se trasladan a un municipio. Por otro lado cuando en 2008 nos reclamaron medidas para paliar los problemas de tránsito en el centro, finalmente propusimos medidas que creemos mejorarán el tránsito y que tienen que ver con eliminar el estacionamiento en el microcentro para que podamos tener un tránsito más fluido, no sólo para los taxis y los autos particulares sino también para los ómnibus. Espero que esto tenga aceptación en conjunto, que hagamos un esfuerzo compartido para cumplir con la norma y que no necesitemos hacer infracciones o llevar autos al corralón" 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario