La ciudad

Levantaron la quiebra de la Asociación Cristiana de Jóvenes

La determinó la Justicia tras 15 años de trámites. Las autoridades de la entidad retomarán "plenamente la administración".

Sábado 16 de Noviembre de 2019

Después 15 años de trámites judiciales, angustia e incertidumbre, la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ) logró el levantamiento de la quiebra que pesaba sobre su sede central de Catamarca al 1200 y su camping de Oliveros. “Estamos ante un hecho trascendental para la institución, que nos permitirá contar con la libertad para hacer inversiones y mejorar muchas cosas que con el fideicomiso estaban restringidas. Además hemos logrado ser parte del movimiento nacional”, dijo exultante uno de sus directivos, Héctor Colombini.

   La entidad fue fundada el 20 de diciembre de 1929. En 2004, los desaciertos administrativos de su conducción dejaron a la ACJ en un proceso de convocatoria de acreedores y luego llegó al pedido de quiebra.

   Se conformó un órgano fiduciario para su salvataje y se fueron acordando la mayoría de las acreencias. Pero, el trámite se estiró más de lo previsto en medio de rumores y especulaciones sobre una maniobra inmobiliaria especulativa que buscaba enajenar los bienes para un proyecto constructivo en el lugar.

   Una deuda laboral para con 16 ex empleados dilató los plazos, pese a que la entidad había depositado más de un millón de pesos hace cuatro años destinados a resolver el litigio y los gastos del proceso judicial.

   Ante el juzgado Civil y Comercial de la 6ª nominación, a cargo de Néstor García, se pidió la conclusión de la quiebra y se ofreció al magistrado constituir un aval bancario para garantizar el pago.

   No obstante y lejos de la oferta hecha por la Asociación a través de este órgano, el juzgado civil actuante dispuso la extinción del fideicomiso y la resolución de los bienes. El dictamen fue apelado, en segunda instancia en donde se revirtió la decisión inicial. Ahora, llegó el levantamiento de la quiebra y con ello el fin de una etapa angustiante para la ACJ.

   “Con este levantamiento de la quiebra, retomaremos plenamente la administración, con el agregado de que ahora estamos incorporados al movimiento nacional YMCA (Young Men’s Christian Association, es decir Asociación Cristiana de Jóvenes) y a la alianza internacional. Este desfasaje se produjo porque Rosario no participaba de estos acuerdos y se operaba, se hacía y deshacía sin ningún control ni monitoreo”, indicó Colombini al remarcar: “Se mal utilizaron subsidios con aportes de otras instituciones internacionales y los fondos propios”.

   En relación a la amenaza de perder los inmuebles, Colombini recordó que “hubo una operación inmobiliaria en marcha en la que participaron actores de adentro y fuera de la ACJ”. Hoy en la entidad se recuperaron socios, se mejoraron las instalaciones, se cambiaron las calderas y se sumaron actividades deportivas.

   Se pasó de 200 a 1.300 socios en la actualidad. “Estamos en vías de normalización e invitamos a la gente a que se asocie, que se acerque y pregunte por la colonia de vacaciones para los chicos”, destacó Colombini.

   Hoy la ACJ mantiene regularmente 10 disciplinas deportivas y talleres de danza en su sede tradicional de Catamarca 1247.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS