La ciudad

Legisladores kirchneristas quieren policías municipales en las calles

El proyecto impulsa la creación de una fuerza subordinada a las autoridades de ciudades con más de 30 mil habitantes. El plan fue anunciado como "un nuevo paradigma", aunque el socialismo duda de la obtención de recursos para sostenerlo.  

Martes 18 de Diciembre de 2012

El Frente para la Victoria (FPV) presentó ayer en el Concejo un proyecto que impulsa la creación de una policía municipal. Se trata de una estructura innovadora, con personal propio, centrada en la prevención del delito y bajo la órbita del Ejecutivo rosarino. "No es una reestructuración sino un nuevo paradigma", señalaron los autores de la iniciativa, que hoy llegará a mesa de entrada de la Legislatura provincial. Sin embargo, en el socialismo pusieron sus reparos, en especial a la hora de obtener recursos para sustentar a la flamante fuerza de seguridad.

La idea busca un norte en el complejo escenario por demandas de seguridad. "El Estado provincial está lento de reflejos para las respuestas", aseguraron los ediles portavoces del proyecto.

El proyecto presentado por el FPV se inscribe en una batería de iniciativas que acapararán los debates del próximo período legislativo. La descentralización de la policía ya fue planteada por el Ministerio de Seguridad provincial en noviembre pasado, a través de la creación de unidades operativas más pequeñas que las actuales Unidades Regionales para que tengan mayor control del poder político, así como una interacción superior con los gobiernos locales.

A esto se sumó el proyecto recientemente presentado por el ex intendente y actual senador provincial Miguel Lifschitz, que apunta a crear una unidad especial de acción local, que dependería de la policía pero también de un comité local con injerencia en la planificación de su funcionamiento y elección del personal.

Lo novedoso de la propuesta del FPV es que la policía local sólo estará subordinada a las autoridades de los municipios con más de 30 mil habitantes, con dependencia orgánica, funcional y operativa de esas intendencias.

Un punto sobre el cual Lifschitz sentó sus reparos. "Es un proyecto que implicaría alguna reforma constitucional que diera responsabilidad más directa a los municipios en materia de seguridad y, además, contemplar los recursos necesarios, porque ninguno estaría en condiciones de asumir semejante responsabilidad, ni la provincia de financiar la creación de una nueva policía", apuntó (ver aparte).

"Será una policía totalmente nueva que fijará modos de ingreso, planes de estudio y escalafones distintos a los existentes en la fuerza provincial", explicaron los concejales Norma López y Roberto Sukerman, quienes compartieron la presentación junto a los diputados nacional Agustín Rossi y provinciales Luis Rubeo y Leandro Busatto, respectivamente.

"Las policías municipales mejorarán las labores de vigilancia y prevención, en contraste con las grandes estructuras centralizadas que destinan un mayor número de personal a tareas administrativas y burocráticas", explicaron.

También dijeron que se plantea una fuerza exclusiva de prevención, lo cual permitirá la subsistencia con la policía provincial, junto a las fuerzas que combaten en narcotráfico, la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Judicial, entre otras. Y, por supuesto, las federales.

La fuerza propuesta para las ciudades de más de 30 mil habitantes estará bajo la dirección y organización de cada municipio y serán los intendentes, con acuerdo de los respectivos Concejos, los encargados de elegir tanto el perfil como a su director, de acuerdo a las necesidades de seguridad de cada uno. No hará tareas administrativas y tendrá auditoría interna y tribunal de disciplina. También se prevé como carrera en el marco de profesionalidad y méritos.

"Las seccionales deben funcionar como edificios operativos con el personal mínimo indispensable para la atención y recepción de denuncias", explicaron López y Sukerman. Señalaron que se trata de forjar un servicio "amigable y con la prevención como objetivo", que deberá ser sostenido por recursos provinciales.

Asimismo, señalaron que la nueva propuesta de seguridad compartirá las incumbencias con la actual fuerza provincial, pero con caminos opuestos en la faz operativa. Por eso será clave establecer convenios entre ambas a fin de coordinar las acciones.

López destacó que el proyecto está precedido por una extensa tarea sobre el tema (ver aparte). Según Sukerman, el trabajo, primero en su tipo en Santa Fe ya que no propone la reestructuración sino una nueva instancia, reconoce como antecedentes a iniciativas presentadas en Buenos Aires, entre ellas la que pertenece al sociólogo experto en seguridad y diputado de esa provincia Marcelo Sain, y de los fundamentos planteados días atrás por Rossi.

En tanto, y sin entrar en los pormenores de la iniciativa, el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, recordó que la intendenta Mónica Fein lleva tiempo planteando la necesidad de una policía de mayor cercanía, vinculada a los gobiernos locales. "Santa Fe es un territorio que se transforma, un gran laboratorio de políticas públicas. Por eso (los concejales y legisladores del FPV) presentan esta iniciativa aquí y no en las otras provincias donde son gobierno", sentenció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS