Pandemia

Lealtad a la Bandera: las maestras de Las Flores se las ingenian para que nadie quede afuera

La fecha patria es un acontecimiento para los alumnos de 4º grado, pero para poder concretarlo con modalidad virtual antes hay que superar las inequidades de las conexiones a internet y el acceso a dispositivos que en los barrios son un privilegio

Miércoles 16 de Junio de 2021

Con cierta timidez ante la mirada de los adultos, Matías Rolón, se puso la banda celeste y blanca en el pecho e hizo su promesa de lealtad a la Bandera. Lo hizo en la puerta de la Escuela Nº1257 A.R.A General Belgrano, donde está haciendo 4º grado B. Matías, como casi una veintena de alumnos de ese grado, no tienen posibilidad de mantener ningún tipo de conectividad con sus maestras y por ende, ninguna chance de ser parte del acto virtual de promesa a enseña nacional que las maestras Carina y Mónica están organizando en el marco de las restricciones de la pandemia. Y más aún en un establecimiento que no solo no tiene conectividad alguna, sino que desde marzo pasado no tiene servicio de teléfono y desde marzo de 2020 fue vandalizado una y otra vez. Ahí la situación de Matías es la de muchos.

De hecho días atrás un relevamiento en los barrios populares de la provincia mostró que el 52,7 por ciento de los hogares solo tiene acceso a internet a través de los datos del teléfono móvil y un 20,1 por ciento no cuenta con ninguna conexión. Así todo en las escuelas se siguen dando pequeñas batallas contra esas inequidades.

Y los sistemas de mensajería son, en el mejor de los casos, la posibilidad de comunicación que los chicos y adolescentes tienen con sus maestros y profesores.

El acontecimiento del año

La promesa a la bandera es un acontecimiento para los chicos de 4º grado A, B y C de la emblemática escuela del barrio Las Flores. “Todos los años van a participar del acto al Monumento a la Bandera, donde se hace la promesa y eso es todo un evento para los chicos", cuenta Carina, docente del grado en el turno mañana.

Como a todos, la pandemia los puso patas para arriba y desde el año pasado, en junio, hubo que repensar alternativas para que el 20 de Junio los chicos tuvieran su acto y su promesa a la enseña nacional, pero sobre todo que ninguno se quedara afuera porque la propuesta de una ceremonia virtual tampoco alcanzaba a la totalidad de alumnos y alumnas.

"Tenemos unos 6 chicos en cada una de las divisiones de 4º grado que no tienen ninguna conectividad ni posibilidad de comunicación e incluso hay muchos otros con los cuales el contacto es muy difícil porque dependen de teléfonos celulares de vecinos, familiares o amigos", agrega Carina, parada junto a su compañera en la puerta de la escuela, sobre calle Clavel, este martes, el día en que se hace el reparto de los módulos alimentarios a las familias cada 15 días y que permite el encuentro personal con padres y chicos.

El registro de la promesa

Matías es de esos alumnos para los cuales la virtualidad no existe y fue con su papá a buscar los alimentos. Ahí lo esperaba Mónica, su maestra de 4º grado B, del turno tarde, con una banda celeste y blanca hecha especialmente para él. Se la puso sobre la campera y sin sacarse el barbijo, puso la mano en el pecho e hizo su promesa.

Mónica y Carina registraron el momento. Hubo fotos y video. "Ahora lo que hacemos es un acto virtual y les agregamos éstas imágenes de los chicos que no pueden estar, que las edita la maestra de plástica y luego se busca la forma de hacérselos llegar", explica Carina, que afirma sin dudar que el entusiasmo de las maestras se trasmite a los chicos.

"Es una forma de que sientan que aunque no podemos comunicarnos, estamos con ellos, pensamos en ellos", agrega.

Mónica, maestra de Matías, señala que esa es la forma de llegar a él y otros de sus alumnos. "Les pedimos a los papás que los traigan, es un ratito y con cuidado armamos las imágenes", cuenta la docente, convencida de que "es una forma de acercarlos a la igualdad con el resto de los compañeros, que no pierdan su oportunidad y su acto".

Los desconectados

El Relevamiento Federal Educativo que viene llevando además el Movimiento Evita en todo el país y que en Santa Fe se hizo a través de 6200 encuestas hechas en barrios populares de Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria, Reconquista, Alcorta, Tostado, Firmat, San Genaro y Frontera mostraron que más de la mitad de las familias solo acceden a internet a través de los datos del teléfono móvil y un 20,1 por ciento no cuenta con ninguna conexión.

Cómo se sostiene en ese contexto el vínculo con las escuelas también se refleja en el relevamiento. El 84,2 por ciento de las familias entrevistadas usa el servicio de mensajería de Whatsapp como forma principal de vínculo con los docentes y un 53,2 por ciento de los encuestados cree que el acompañamiento de los espacios comunitarios _con actividades como los apoyos escolares_ son claves para el desarrollo educativo.

Los datos fueron presentados en los últimos días por el concejal justicialista Eduardo Toniolli que recalcó que “solo el 15,9 por ciento de los hogares de los barrios populares tienen acceso a internet con buena calidad de señal" y señaló que la consecuencia de eso es que "la mayoría de los pibes y pibas queden afuera del sistema educativo o sostengan una vinculación muy débil, pese a los esfuerzos que hacen los docentes, las familias, y el que realizan las organizaciones brindando acompañamiento desde los centros comunitarios”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario