La ciudad

Le sacan la licencia a un taxista por no querer llevar a un no vidente

El conductor fue identificado y sancionado con 45 días de retención de su licencia habilitante. Además, deberá hacer un taller de sensibilización en el trato de las personas con discapacidad.

Viernes 22 de Agosto de 2014

Un hombre no vidente que se maneja por la ciudad con su perro guía fue víctima de la discriminación cuando pretendió abordar un taxi en el centro y el conductor lo echó del vehículo a los empujones, violando ordenanzas y leyes provinciales y nacionales vigentes. El taxista fue identificado y sancionado con 45 días de retención de su licencia habilitante. Además, deberá hacer un taller de sensibilización en el trato de las personas con discapacidad.

El martes pasado, sobre las 17.30 y en la zona de Santa Fe y Dorrego, Maximiliano Marc, su perro guía Bandit y una amiga se disponían a abordar un taxi. Tras un fallido primer intento por parar uno, a los pocos minutos un coche de alquiler frenó. Marc abrió la puerta y, cuando se estaba acomodando en el interior del taxi, el conductor empezó a los gritos: "¡El perro no, el perro no!".

El no vidente se armó de paciencia e intentó explicarle que era ciego y Bandit es un perro guía, y que por ello existe una ordenanza que le permite subir a los servicios públicos. Pero no hubo manera de que entrara en razones, se puso agresivo y comenzó a empujar a Marc y al perro para bajarlo del auto.

"Podemos discutir, pero no admitir la violencia", dijo Marc a La Capital. El joven casi se cae del taxi y lo tuvo que socorrer su amiga.

"Hay ordenanza, ley provincial y nacional. Tenemos una convención internacional, por lo que no hay razón para que que haya dicho que no puede llevarme", razonó el joven.

Pese a las advertencias de Marc en relación a que lo iba a denunciar, el taxista siguió en su afán de echarlo de la unidad. "Mi amiga le tomó el número de chapa", recordó.

Ante el Ente de la Movilidad (EMR) se ingresó una queja por esa situación y luego la Secretaría de Servicios Públicos municipal citó al titular y al peón del taxi (padre e hijo).

Tras el descargo administrativo, se los sancionó con la retención de la licencia por 45 días y el infractor deberá realizar un taller de buen trato a las personas con discapacidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS