La ciudad

Le imputan tentativa de femicidio por dejar a su pareja inconsciente

Estefanía G. está internada en terapia intensiva y ayer Leonel C., su pareja, quedó imputado de tentativa de femicidio y en prisión preventiva.

Miércoles 30 de Mayo de 2018

Estefanía G. está internada desde el sábado a la madrugada en terapia intensiva. Ayer Leonel C., su pareja, quedó imputado de tentativa de femicidio y en prisión preventiva. En base a las lesiones que presenta la víctima y al relato de los vecinos que escucharon a Estefanía gritar hasta desvanecerse, la Fiscalía entendió que él había sido el culpable de las lesiones de la joven. Sus familiares aseguran que durante los dos años que llevan juntos, ella y sus hijos son víctimas de violencia. El pidió la palabra y dijo que la joven se cayó y se golpeó porque "no ve bien".

Según expuso el fiscal Miguel Moreno, el sábado, cerca de la 0.30, Pascual, el papá de Estefanía, recibió un llamado de su consuegra, que le decía que fuera a la casa de la joven porque estaba grave. Pascual recorrió las seis cuadras que separan su casa de la de Estefanía (ubicada en Centeno al 5600) y cuando llegó se encontró con la chica inconsciente, con severos golpes en la cabeza y en el rostro, escupiendo sangre.

La trasladaron al Heca y los médicos entendieron que las lesiones habían sido producto de golpes. Terminaron de confirmarlo cuando hablaron con los vecinos, quienes aseguraron que habían escuchado a Estefanía gritar para que Leonel dejara de pegarle, y al propio Leonel exclamar: "¡Ahora sí te maté!".

El fiscal entendió que el delito que correspondía imputar a Leonel C. era el de "tentativa de homicidio calificado por el vínculo y por mediar situación de violencia de género", es decir, una tentativa de femicidio. También pidió que el sospechoso quedara en prisión preventiva. Las dos solicitudes fueron avaladas por el juez Hernán Postma.

Grecia, la hermana de Estefanía, contó a La Capital que su hermana vive una situación de violencia de género desde que comenzó su relación con Leonel. Se conocieron en 2015 y, al poco tiempo, ella quedó embarazada. Pero recién cuando la nena nació, en marzo de 2016, el joven volvió a aparecer en la vida de Estefanía. A pedido de él, ella dejó de trabajar y comenzó también a ver cada vez menos a su familia.

A fines de 2016, Estefanía y Leonel se separaron. Ella lo denunció por violencia y consiguió una orden de restricción. "Pero después mi hermana lo perdonó y volvieron", contó Grecia. Pero sobre Leonel siguieron recayendo denuncias: los padres y hermanos de Estefanía, que veían golpeados a ella y a los chicos, interpusieron acciones en Fiscalía y en la Secretaría de la Niñez.

Leonel C. estuvo representado en la audiencia por Eduardo Sosa, quien enfatizó en una idea: ninguno de los vecinos vio lo que había ocurrido entre cuatro paredes, por lo que el planteo de la Fiscalía carece de sustento. El fiscal Moreno le recordó que "no son sólo los ojos los órganos que perciben hechos", y que lo que habían oído los vecinos era prueba suficiente.

Sin embargo, Sosa sostuvo lo que momentos antes había dicho su defendido: que Estefanía se golpeó cuando se cayó al piso por una problema que tiene en la visión que suele hacerle perder el equilibrio.

"El viernes llevamos a los chicos a la casa de mi hermano para estar yo solo con ella. Volvimos, fuimos al quiosco a comprar y ella se puso celosa de la chica que atendía. Ahí se puso de mal humor y no quería estar conmigo. Yo quería estar íntimamente con ella. Ella no accedió, yo me fui al patio de atrás y ella se quedó cocinando y leyendo un libro. Cuando volví le dije: «¿Por qué no querés estar conmigo?». Ella sale y le digo: «Vení, ¿no ves que después los vecinos hablan?». Ella sale corriendo y se cae, porque tiene distorsión de ángulo. Yo la quise agarrar, yo no tuve nada que ver", dijo Leonel cuando dio su versión de cómo Estefanía terminó inconsciente, internada y conectada a un respirador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario