La ciudad

Le dieron 100 puntos en la cabeza a un nene tras el feroz ataque de un perro

En el Hospital de Niños Víctor J. Vilela se atiende en promedio un chico mordido por día. Los casos crecen desde 2007, año en el que se registraron 207 intervenciones y en lo que va de este ya hospitalizaron...

Jueves 24 de Marzo de 2011

En el Hospital de Niños Víctor J. Vilela se atiende en promedio un chico mordido por día. Los casos crecen desde 2007, año en el que se registraron 207 intervenciones y en lo que va de este ya hospitalizaron a 58 niños lastimados por mordeduras. Pero el lunes a la noche el ataque que recibió un nene de 3 años pudo haber terminado en una tragedia. El pequeño debió ser operado de urgencia luego de que un perro cruza de pitbull con dogo le arrancara parte del cuero cabelludo, por lo que le tuvieron que dar cerca de un centenar de puntos de sutura. Al cierre de este edición se encontraba en buen estado clínico.

  El ataque se desencadenó cerca de las 22 de lunes pasado, cuando Axel Toranzo, de 3 años, jugaba a las bolitas con sus amigos en la puerta de su casa de Pueyrredón 3991, en la zona sur. Su mamá, Jessica Toranzo, de 22 años, estaba a su lado. De pronto un gigantesco perro color marrón se escapó de la casa de enfrente y en un segundo atacó a Axel y le produjo varias mordeduras en la cabeza.

  Luis, el abuelo del pequeño, escuchó los gritos del nene y cuando salió vio a la madre encima del chico tratando de separarlo del perro. Atrás apareció el dueño, un vecino del barrio y conocido por todos. “No sabíamos que tenía un perro así”, se lamentó el abuelo.
  El chico fue trasladado inmediatamente por su madre al Vilela donde fue intervenido a las 22.30
“Es un perro bravísimo”, manifestó Jessica, que ayer acompañaba a su hijito en el Vilela, donde permanecía internado. Reconoció que el can es una cruza de pitbull con dogo que “debe pesar más de 60 kilos”.

  La jefa del departamento de Pediatría del Vilela, Velia Peralta, confirmó que el estado general del chico es bueno. “Tiene varias heridas en la parte posterior de la cabeza, concretamente en la zona del hueso occipital, que le arrancaron parte del cuero cabelludo. Si bien no contamos los puntos de sutura que le hicimos, podrían ser más de 100”, dijo la médica.
  Ayer le hicieron la primera curación. “El niño está con antibióticos y como no sabemos aún si el perro tenía rabia, se le está haciendo un tratamiento”, agregó Peralta, quien explicó que el mismo consiste en la aplicación de inyecciones.

  En tanto, la madre hizo la denuncia en la comisaría 15 y se le inició una causa al dueño del animal por las lesiones provocadas al niño. El caso está en manos del Juzgado Correccional Nº 2.
  Según trascendió, por la presión de los vecinos el hombre se fue a vivir a Arroyo Seco. Pero el perro sigue en la casa de Pueyrredón 3980 con algunos familiares del dueño.

Peligrosos. La titular del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), Diana Bonifacio, indicó que se le hará una revisión antirrábica al animal. Si bien ayer permanecía en la casa de su dueño, Bonifacio admitió que “se lo sacará de allí porque los vecinos estaban muy enardecidos”.
  “Ellos nos contaron que es agresivo, que estaba siempre atado y que realmente se escapó”, indicó la funcionaria.
Sin embargo, ayer no lo habían podido retirar del lugar. El martes no lograron conseguir apoyo policial y ayer la zona estaba inundada.

  Bonifacio manifestó que intentarán retirar al animal durante el fin de semana “para calmar la situación, pero después deberá volver con sus dueños, que son los que tomarán las decisiones y deberán resolver qué hacer con el can”. La funcionaria aclaró que no se harán cargo del animal. “Los dueños son los que tienen que hacerse responsables y cumplir con la normativa”, expresó la titular del Imusa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario