La ciudad

Le cobraron un acarreo no prestado y comenzó una odisea de reclamos

En el corralón municipal. Un hombre de 60 años no tuvo respuestas por el pago de un servicio que no fue brindado por parte de agentes de la Dirección de Tránsito.

Martes 13 de Octubre de 2015

Un rosarino denunció que le cobraron un acarreo en la Dirección de Tránsito Municipal cuando en realidad su vehículo nunca fue trasladado por una unidad oficial. Además, Andrés Laprida reclamó que tuvo que lidiar con la falta de respuesta del personal de la repartición y de otras dependencias municipales para poder liberar su auto. El curioso hecho sucedió el lunes 5 de este mes, cuando su esposa manejaba por la zona.

"Mi mujer circulaba por 27 de Febrero y cerca de Oroño la detienen. Tenía la cédula verde vencida y no contaba con la inspección técnica. Por esas causas le remiten el auto al corralón. Pero como estaba a una cuadra, le ofrecieron que manejara ella hasta el corralón", contó Laprida, un hombre de 60 años que vive en zona sur de la ciudad.

Al día siguiente, Laprida concurrió a la Dirección de Tránsito en calidad de titular del Renault Clio, 1999, dominio COT 987, para arreglar la situación y tratar de retirar el vehículo. Pero se encontró con una gran cantidad de inconvenientes. "Cuando llegué me dijeron que le hicieron una revisión al auto, que la luz de stop estaba quemada, y que no podía sacar el auto andando. Que lo debía hacer con una grúa. Yo me equivoqué y fui a pagar al Banco Municipal ese acarreo. Y lo hice pensando que estaba abonando por el servicio de sacar el auto del corralón", le relató a este diario.

"Cuando presenté el comprobante de pago de 357 pesos, me dijeron que ése era por el acarreo de ingreso del auto el día anterior. Ahí les expliqué que el auto no fue acarreado, ya que fue mi esposa quien lo entró al lugar, y que eso figuraba en el acta. De ahí en más comenzaron los problemas, porque pedí que me devolvieran la plata y me dijeron que no se podía", agregó.

"Después fui al banco y me dijeron que había cambiado el cajero. Nadie podía hacer nada. Nadie me daba ninguna respuesta y tuve que volver al otro día", se quejó a viva voz Laprida, quien precisó que en medio de los reclamos, trasladaron su auto al corralón de calle Godoy.

"De ese corralón me llevé el auto, pagando un nuevo acarreo y me dijeron que hiciera el reclamo administrativo en el Distrito Sur. Cuando fui, nadie sabía dónde tenía que hacer ese tipo de reclamo. Me dijeron que fuera nuevamente al corralón", apuntó con bronca. Y amplió: "En el corralón nadie se hizo cargo, no apareció ningún jefe para dar explicaciones. Me senté ahí, reclamé, pero nadie me ayudó. Incluso me decían que estaba molestando. Hasta vinieron policías, me rodearon entre varios, pero no pasó nada porque siempre me manejé con respeto. A las 5 de la tarde hacía mucho frío y mi mujer me pidió que regresara a casa".

El periplo de Laprida continuó. "Al otro día volví a ir al Distrito y después de muchos inconvenientes tuve que iniciar un reclamo administrativo dirigido a la intendenta Mónica Fein", destacó. Para finalizar, contó: "Supuestamente me van a devolver la plata en dos meses, aunque a mí me cobraron al contado. Pero esto no es cuestión de plata. Esto no es político. Yo soy un hombre común, muy enojado con estas cuestiones. Y con la torpeza y la falta de consideración y humanidad de estos representantes de la Municipalidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS