La ciudad

Las protestas de ayer complicaron el tránsito en el macrocentro

Trabajadores de la construcción y de televisión reclamaron por despidos. Un grupo de taxistas marchó a Tribunales contra el GPS.

Viernes 01 de Agosto de 2014

Los ánimos en el macrocentro rosarino estuvieron ayer a la mañana muy caldeados debido a las protestas por la posible pérdida de puestos de trabajo en la construcción, por despidos en otras actividades y por la marcha de taxistas contra la obligación de instalar GPS en sus unidades. Estas broncas se potenciaron con los embotellamientos de tránsito de un día agitado de fin de julio.

Un grupo de obreros de la construcción cortaron ayer Oroño y Córdoba en protesta por la situación irregular que se presenta en un edificio que se levanta en la zona. Y, debido a los rumores de la llegada de telegramas de despidos, la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de Rosario —que tiene su sede justo en aquel sector— avanzó en el plan de lucha que amenaza con profundizarse con paros en las obras públicas que realiza la Municipalidad si es que la situación no se soluciona.

Sixto Irrazábal, secretario general de la Uocra local, tenía ayer la información que enviarían telegramas de despidos a 32 trabajadores que se desempeñan en la construcción de Oroño al 700.

"Ayer (por el miércoles) fuimos a la Municipalidad a plantear este problema y la respuesta que recibimos fue que ésto lo debe resolver un juez", señaló Irrazábal, quien aseguró que "la obra está terminada en un 70 por ciento y ahora, a raíz de esta situación, fueron despedidos los compañeros".

Irrazábal dijo que el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Fernando Asegurado, les había manifestado que la obra "seguirá clausurada" y, por ese motivo, responsabilizó al funcionario de la Intendencia por la suerte de los trabajadores que a partir de ayer se quedarían sin trabajo.

Un rato más tarde fue la propia intendenta Mónica Fein quien salió a responder sobre el conflicto de la obra de Oroño. Afirmó que la "Municipalidad de Rosario no tiene ninguna responsabilidad" en la situación que enfrentan los trabajadores del edificio de Oroño al 700, y agregó que le parecía "extraño" que los obreros, "teniendo toda la información, realicen una protesta contra el municipio".

"Nosotros cumplimos con las normativas judiciales", aseguró la mandataria, quien agregó: "No tenemos ninguna responsabilidad desde el municipio en ese tema, en todo caso, deberían dirigirse a quien corresponda".

Fein dijo que la obra "está habilitada con la normativa vigente" y que el municipio se basó en esa ordenanza.

"Podemos discutir si la norma vigente es la mejor o no, pero es lo que se aprobó en su momento en el Concejo Municipal y si el Concejo considera que no es la adecuada, tiene la potestad para modificarla".

Frente a la amenaza de la Uocra de decretar un paro en las obras públicas de la Municipalidad, Fein se mostró confiada en que la sangre no llegará al río. "Estoy preocupada por eso, pero no hay motivo para un paro. Estamos en un plan de obras histórico en todos los ámbitos de la ciudad junto a la provincia: no hay ningún motivo para un paro", sentenció.

Al mismo tiempo, un grupo de taxistas se congregó también sobre Oroño, pero a la altura de Rivadavia, y se movilizó hasta los Tribunales provinciales para protestar por la ordenanza que los obliga a instalar equipos de rastreo satelital en los coches.

Unos 300 choferes y titulares concurrieron hasta Balcarce al 1600 para reclamar la intervención de la Corte Suprema para que se declare inconstitucional la normativa que los obliga a costearse la instalación de esos dispositivos.

No hay dos sin tres. "Tuvimos dos fallos en contra de la Justicia que fueron inadmisibles y ahora fuimos en queja a la Corte Suprema", señaló Francisco Báez, representante de este sector de taxistas, quien agregó: "Queremos que se expida el máximo tribunal y, si estamos equivocados, pediremos disculpas, pero para nosotros la ordenanza es inconstitucional".

El dirigente también cuestionó a los concejales que avalaron la norma, y dijo que se comportan "como patrones de estancias". Este sector de taxistas ya presentó al menos dos recursos de amparos en la Justicia porque se niegan a afrontar los costos de instalación del GPS.

Finalmente, el Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid) cortó ayer Ovidio Lagos y San Lorenzo en reclamo por despidos en la compañía de televisión satelital DirecTV.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS