La Ciudad

Las personas alojadas en geriátricos podrán salir, pero con restricciones

Al regreso, deberán hacer 14 días de aislamiento y tener hisopado negativo. Así lo dispone el protocolo elaborado por la provincia.

Jueves 24 de Diciembre de 2020

Los adultos mayores son el grupo más vulnerable frente al Covid. Son los que más se enfermaron en forma grave y entre quienes se produjo el número más alto de fallecidos. Entre ellos, quienes residen en geriátricos se llevaron la peor parte. En Rosario, más de la mitad de los muertos por coronavirus estaban viviendo en instituciones cerradas. Por eso, de cara a las fiestas, la provincia de Santa Fe elaboró un protocolo con la intención de minimizar el riesgo de contagios, ya que algunas familias manifestaron en las últimas semanas el deseo de llevar a su familiar a un almuerzo o cena navideños, fuera del geriátrico. El movimiento es arriesgado dado el contexto epidemiológico (en la ciudad hay días con más de 300 casos y un número elevado de fallecidos), por eso, se dispuso que quienes sean retirados de la institución deberán permanecer luego 14 días aislados en la propia entidad (que debe contar con las condiciones para mantener a la persona completamente separada del resto) y tener una prueba negativa de coronavirus.

Allí hay una complicación ya que conseguir que hisopen a la persona antes de regresar a la institución, en medio de los feriados por las fiestas, no es algo simple.

Ayer los geriátricos de la ciudad comenzaron a recibir las pautas establecidas por el Ministerio de Salud de Santa Fe con las medidas de egreso de los adultos y la vuelta a la entidad en la que residen habitualmente.

La ansiedad de algunas familias se hizo más evidente en los últimos días ante la cercanía del fin de año. Hay personas que hace meses que no pueden tomar contacto con su padre, madre, tíos o abuelos. Teniendo en cuenta que el aspecto emocional también es crucial después de un año tan duro, la cartera sanitaria provincial dispuso que aquellos que “van a salir de estos lugares a pasar las fiestas con sus familias tendrán que tener una declaración jurada (por parte de la persona responsable de retirar al residente), pero además se establecerá un aislamiento preventivo cuando el interno reingrese a dicho lugar, pasado el encuentro familiar”.

También se incluyeron en el escrito recomendaciones puntuales:

• La persona responsable de buscar al mayor en el establecimiento deberá completar y firmar la declaración jurada (la misma está anexada al protocolo de la provincia).

• En caso de que alguna de las personas que participaron en el encuentro navideño con un adulto mayor comenzara inmediatamente o en los días posteriores al mismo con síntomas o diagnóstico de Covid, además de dar aviso a sus contactos estrechos, deberá comunicar esta situación a la residencia para que se tomen todas las medidas de prevención correspondientes.

• Se recomienda que las reuniones se realicen al aire libre, en patios, terrazas, veredas y siempre garantizando que se cumpla con el distanciamiento físico pertinente para minimizar el contacto entre los asistentes.

• De no ser posible al aire libre, abrir puertas y ventanas para asegurar buena ventilación.

• Mantener la distancia mínima requerida entre personas, máxime con quienes tienen factores de riesgo o son mayores de 60 años.

“El tema es delicado. Comprendemos la necesidad de los familiares y de las personas que están en la institución pero el riesgo de que alguien regrese con Covid después de un encuentro familiar y contagie a los demás residentes nos preocupa y mucho”, reconoció el titular de un geriátrico del macrocentro que, a su vez, señaló que “la presión suele ser más grande por parte de los hijos o nietos que de los propios adultos mayores, quienes, en el caso de que estén lúcidos, dicen estar preocupados por el coronavirus y en su mayoría no quiere moverse. Hay que pensar que fue un año terrible y muchos se terminaron adaptando a esta situación tan difícil, ahora no quieren enfermarse por una noche”.   

La pandemia de coronavirus afectó especialmente a los ancianos por ser los más vulnerables al tener un sistema inmunológico debilitado por la edad y distintas comorbilidades, como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, problemas cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y trastornos metabólicos. En algunos casos, las personas que se agravaron después de contagiarse sumaban varios factores de riesgo.

Todavía no hay tratamiento efectivo ni fecha de inicio de la campaña de vacunación, aunque ya se dijo desde los estamentos oficiales que estarán entre los primeros en recibir las dosis correspondientes.

Vacunación  

La expectativa respecto de la vacuna es muy grande. Mientras se espera que el gobierno nacional anuncie el inicio de la campaña, la Secretaría de Salud pública municipal puso en marcha todos los mecanismos necesarios para estar preparados para el operativo, según lo anunció el intendente Pablo Javkin.

Ayer, en tanto, la provincia les informó a los geriátricos de la ciudad mediante un mail que se va a iniciar un relevamiento para saber la cantidad de vacunas que precisa la población residente en estos espacios, además del personal de salud de dichas instituciones.

“Se solicita completar las planillas con la información requerida (las mismas fueron adjuntadas en los correos electrónicos) de aquellas personas que tienen la intención de recibir la vacuna considerando que la misma es de carácter voluntario. Cabe aclarar que el tipo de vacuna, precauciones en relación a la misma y posibles efectos serán comunicados con anterioridad, así como cualquier otra información que sea necesaria”.

Si bien en ese mail no se aclara qué pasa con las personas que no pueden decidir por su cuenta, seguramente serán los familiares a cargo quienes tomarán la decisión sobre si serán vacunados o no.

La Sputnik V, que llegará hoy, no está autorizada para mayores de 60, por lo tanto, habrá que esperar alguna de las otras opciones que están “en carrera”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS