La ciudad

Las minidársenas para los colectivos colocadas hace pocos días ya están rotas

Los usuarios aseguran que no duraron ni una semana. Muchas de las baldosas de hormigón instaladas se descalzaron y se dañaron. Aseguran que no resultan cómodas.

Jueves 15 de Mayo de 2014

Un récord, por su poca duración. Las minidársenas que la Municipalidad inauguró hace una semana en las paradas de colectivos ya están rotas y descalzadas. El sistema creado para abordar los ómnibus en el centro de la ciudad demuestra que no está dando resultados: lejos de ser una comodidad para los pasajeros, en algunas esquinas se convirtió en un incordio. Las pruebas están a la vista.

Quizás el caso más claro se dé en San Lorenzo y Entre Ríos, una intersección que ya registró caídas y tropiezos permanentes, ya que las "estructuras de hormigón premoldeado rebatibles que extienden el sector de espera de los usuarios", como anunció la Intendencia, se levantaron. De este modo, los huecos que dejaron al descubierto generan riesgo más aún para las personas que descienden con cierta celeridad o no tan atentas, como suele suceder con los pasajeros de micros.

Por su parte, en Santa Fe y Entre Ríos hay tres módulos dañados. "La idea es buena, pero el diseño, pésimo. Si se trata de ensanchar la vereda para que no se llene de gente, no creo que los rosarinos permanezcan sobre un piso inclinado y con baldosas inseguras. La gente va a seguir amontonada en la vereda", comentó una joven.

A su lado, Roberto, un estudiante de 22 años, remató: "No van a durar".

Entre quienes rescataron la iniciativa, hubo algunos que pidieron que la Intendencia lleve algo similar a los barrios: "En las zonas de zanjas es complicadísimo abordar un ómnibus". La frase de Sebastián apuntaba básicamente hacia las personas mayores.

Con una inversión de 120 mil pesos, las minidársenas fueron instaladas en las esquinas de San Lorenzo y Entre Ríos, Santa Fe y Entre Ríos, Maipú y San Juan, y Laprida y 9 de Julio.

A prueba. La secretaria de Servicios Públicos, Clara García, remarcó que se trata de una prueba piloto. "Veremos si ampliamos la experiencia", estimó la funcionaria antes de subrayar que entre los beneficios más destacables, permitirán evitar la maniobra del ómnibus para acercarse a la vereda, mejorando la rapidez y seguridad del ascenso y descenso de pasajeros. Claro, siempre y cuando los materiales y la precisión de la colocación impidan los daños y movimientos que ya registraron las fotos de La Capital.

También suciedad. Es que incluso la propia Intendencia difundió imágenes oficiales donde se observan los descalces y hasta papeles y suciedad sobre los cordones. "Hubieran al menos limpiado las zonas donde colocaron las rampas para que no se vean tan mal", comentó un lector. Algo en lo que parece no reparó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, al colocar en su cuenta de Twitter la frase: "Así son las plataformas en las paradas de colectivos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario