La ciudad

Las escuelas se acomodan como pueden para la extensión de clases

La mayoría de las primarias ya planificó actividades: juegos, talleres, torneos y muestras. En algunas los chicos irán todos los días, en otras sólo dos o tres. Algunas aún no decidieron.

Jueves 20 de Noviembre de 2008

Qué harán los chicos que no reciban apoyo escolar entre el 28 de noviembre y el 12 de diciembre, fecha en que cierra el período lectivo para la primaria, es la pregunta que todavía intriga a más de un padre. Hay tantas respuestas como escuelas, pero progresivamente los establecimientos públicos van delineando una planificación especial. Lo que no será para nada homogéneo es en qué horarios, si en uno o dos turnos, si todos los días o sólo en algunos, y sobre todo con qué disponibilidad de docentes y recursos. Y así como en algunos colegios hay entusiasmo, en otros —no pocos— se escuchan rezongos por lo difícil que será sostener esa actividad en simultáneo con el proceso de apoyo.

Según un relevamiento que realizó ayer La Capital entre escuelas primarias públicas de Rosario, la mayoría ya se avino a la disposición ministerial de ofrecer actividad a los alumnos que no recuperarán materias entre el 28 de noviembre (cuando se cierran las calificaciones y la asistencia obligatoria) y el 12 de diciembre, fecha formal de terminación del año y entrega de libretas.

Por ejemplo, las 17 escuelas del radio que depende de la supervisora Susana Dolberg (zona oeste) ofrecerán una planificación especial, como torneos interescolares de ajedrez, natación (en clubes cercanos), recreación, organización de actos o talleres optativos.

Por supuesto que cada institución adaptará la normativa a su realidad. Por ejemplo: no podrán ser iguales las actividades en las que gozan de buenas condiciones de infraestructura que en aquellas donde apenas si hay agua.

Pero ese no es el único punto. También parece haber instituciones donde ya se viene integrando lo extracurricular al proyecto pedagógico y, de ese modo, jugar o armar talleres no resulta impostado ni ajeno al fin educativo. A otras les suena más raro.

La Escuela 756 del barrio Las Flores parece ser uno de los primeros casos. Según contó su director, Carlos de la Torre, durante todo el año trabajaron con el juego y la comunicación como ejes del arte. Por eso también serán claves en los primeros días de diciembre, cuando habrá talleres lúdicos, de música, de radio y de video, alternados con paseos y "recreación acuática" en la pileta que tiene el colegio.

En la Escuela Bilingüe Toba 1.344 (Travesía al 1100) también habrá actividad con los chicos que no reciban apoyo escolar. Los directivos adelantaron que, pese a la dificultad que les impondrá contar con pocos docentes libres, habrá jornadas de lectura, talleres y pintura.

"Mi experiencia en las escuelas marginales me indica que los chicos van a venir. ¿Por qué? Porque afuera de la escuela pasan mucho tiempo solos y sin nada que hacer; acá tienen el comedor, sus compañeros y encima ahora actividades especiales", razonó un docente de ese establecimiento.

También la Pizzurno, frente a Villa Banana, tiene su agenda: organizarán una muestra de ciencia y tecnología, y una puesta en escena sobre el tema de la no violencia. "Acá los chicos no van a colonia de vacaciones, así que estas actividades no les van a colisionar con otros planes", ironizó una docente.

En la Kennedy (Grandoli y Gutiérrez) la extensión de actividades se inscribe en un plan que se reitera todos los años: la gran fiesta que llaman La Velada. Para eso los dos turnos se concentrarán en uno y tanto los pibes que reciban apoyo como los que no se sumarán a esa programación para preparar la festichola. Harán los trajes, la escenografía, los guiones y la música.

Pero incluso en escuelas céntricas y con alumnos de mayores recursos habrá oferta. En la Mariano Moreno, todos los días y en los dos turnos; en la Roque Sáenz Peña, tres jornadas de lectura. Lo que nadie arriesga es con qué nivel de ausentismo.

En otras escuelas aún no saben qué actividades desarrollarán. En la 55, la 63, la 1.319 y la 660, por ejemplo, afirman que habrá una planificación especial, pero aún no definieron sus contenidos ni días.

Las quejas surgen porque creen que faltarán docentes para hacerse cargo de tantos alumnos, ya que la mayoría estará dando clase de apoyo. Temen que los chicos "queden a la deriva". l

Protesta

Los docentes públicos votaron en las escuelas llevar a cabo hoy, a partir de las 10, una jornada de protesta aunque sin desobligar a los alumnos. El reclamo se realizará con una concentración de delegados frente a las puertas del Complejo Pedro de Vega (Ministerio de Educación), en la intersección de Gaboto y Alem.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario