La ciudad

Las concesiones siguen generando polémica en el Concejo

La oposición cierra filas detrás de un proyecto que busca que los pliegos licitatorios pasen por el Palacio Vasallo.

Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Los mecanimos de control en relación a las concesiones de espacios públicos siguen generando controversias. Mientas los concejales opositores insistieron ayer en la necesidad de que Concejo participe en los procesos licitatorios de los espacios públicos, la Intendencia destacó que constituyen un acto de administración de los bienes del Estado, siendo una facultad del Ejecutivo de acuerdo a la ley orgánica de municipios, por lo tanto no necesitan autorización del Concejo Municipal.


Después de que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) denunciara el robo de electricidad que llevó a la Municipalidad a dar de baja la concesión de los cinco bares de La Florida y la polémica que se vivió la semana pasada en el recinto, concejales opositores decidieron avanzar con una iniciativa común —recolectando todos los proyectos en danza al respecto— que le permita al Concejo participar de, al menos, la confección de los pliegos licitatorios.

Así lo acordaron los concejales ayer en la comisión de Gobierno y la idea es aunar criterios en las próximas semanas para tratar de llegar al recinto con un proyecto que pueda ser votado.

El concejal del Partido Justicialista, Eduardo Toniolli, explicó que se decidió juntar todos los proyectos referidos a aumentar el control del Concejo en las concesiones, incluso se decidió tener en cuenta aquellos que fueron presentados y por el paso del tiempo perdieron estado parlamentario.

Entre los distintos bloques de la oposición lo que más suma acuerdos es la idea de que el Concejo participe en la primera etapa del proceso: la confección de los pliegos. Después aparecen diferencias en las siguientes etapas.

Salvar conflictos

"La discusión sobre la habilitación como salón de eventos en el ex Munich por parte del Ejecutivo demuestra que si el Concejo hubiera participado en la construcción del pliego, se hubiera salvado el conflicto que tiene a la concesión de un espacio público hace cinco años parada", ejemplificó Toniolli.

Gabriel Chumpitaz, del bloque Cambiemos, coincidió en que "lo que ocurrió con los cinco bares en la costa del río expone que los controles posteriores también fueron muy flojitos". Por eso, cree que los ediles también deben tener más herramientas para el control una vez adjudicado los espacios públicos y "no estar al borde, en algunos casos, de que se termine una concesión por vía judicial".

En tanto, la edila de Ciudad Futura, Caren Tepp, consideró contradictorio que el Concejo pueda participar, y es su obligación, en el otorgamiento de permisos para realizar una muestra callejera a una escuela, vecinal o para una marcha y no tenga cabida en decisiones que trascienden incluso el mandato de una gestión, y que otorgan la explotación de espacios públicos "para privados que tienen incluso un fin comercial".

Por su parte, la concejala María Fernanda Gigliani también refutó el argumento que dio el Ejecutivo municipal sobre la interpretación del artículo 36 de la ordenanza 7.618, que establece la posibilidad de habilitar a la nueva concesión del Munich para realizar actividades eventuales no permanentes como "salón de eventos".

"Se está desvirtuando la ordenanza vigente", aseguró en referencia a la salida que le encontró el Ejecutivo para destrabar la discusión en torno al uso que se puede hacer del predio de lo que fue el ex Munich en el parque Urquiza, por parte de los oferentes que ganaron en 2012 la compulsa.

Gigliani dijo que si ese comercio fuera un boliche o un salón de fiestas debería cumplir con otros requisitos, como por ejemplo la apertura de un registro de oposición para los vecinos, algo que no ocurrió.

Los ganadores de la concesión, Cuatromasuno, anunciaron la semana pasada que antes de fin de año abrirán las puertas del edificio ubicado sobre la barranca de avenida Belgrano.

Defensa oficial

Frente a estas nuevas críticas, la concejala socialista Verónica Irizar, insistió en que "las concesiones constituyen un acto de administración de los bienes del Estado, siendo una facultad del Ejecutivo de acuerdo a la ley orgánica de municipios, por lo tanto no necesitan autorización del Concejo Municipal".

"Por el lado de la creación de la renta, el canon no tiene carácter de renta, sino el de una contraprestación dentro de una contratación, no siendo, por lo tanto, requisito el envío por esta causa al Concejo, dado que no es un recurso tributario", defendió Irizar.

En este sentido, la concejala recordó los dictámenes del Tribunal de Cuentas municipal que, resaltó, es un organismo que depende de los Concejo y no del Ejecutivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});