La ciudad

Las comparsas barriales se preparan para los carnavales

Los Herederos, de Molino Blanco, tiene una historia de sacrificio y logros. Nació hace 10 años y es la batería más grande de la ciudad

Miércoles 07 de Febrero de 2018

En Guillermo Tell al 300, en la zona sur de la ciudad, las madres y algunos vecinos cosen en la vereda. Sus trabajos irán a parar a los más de 140 chicos que se desempeñan en la comparsa Los Herederos, la más grande de la ciudad, que hoy mostrará su performance junto a otras baterías para presentar los carnavales de la ciudad.

Con una antigüedad de diez años, Los Herederos vienen de presentarse en Villa Mercedes (San Luis) y la responsable de la escuadra, Claudia Fleitas (40), contó que los integrantes que conforman la comparsa son del barrio (Molino Blanco), pero también de otras partes de la ciudad.

Las zonas de Grandoli, República de la Sexta y 7 de Septiembre, además de Villa Gobernador Gálvez, también aportan jóvenes para la comparsa, que tiene chicos de todas las edades hasta los 25 años.

"Arrancamos cinco meses antes para que todo salga bien. Buscamos la excelencia y somos exigentes", contó Claudia mientras los chicos llegaban a la "plaza de los Sueños" para practicar.

La plaza está pegada al taller de armado de los elementos para la comparsa y, como comentó Claudia, lograron construir ambos espacios a pulmón y haciendo todo tipo de rifas desde hace 18 años.

Herederos

La historia del nombre de la comparsa tiene ribetes sociales y políticos, además de involucrar a actores que, por dolorosas cuestiones, se hicieron conocidos en la ciudad.

"Tremenda historia", aseguró Claudia antes de contarla: "Todo nace en una organización social. Los surdos que se usaban para las marchas quedaban tirados y Patom (Adrián Rodríguez, una de las víctimas del triple crimen del 1º de enero de 2012 en Villa Moreno) dijo que teníamos que armar una murga".

Según amplió, en ese tiempo le decían murga porque "ni se sabía la diferencia de cada estilo" y así nació.

El nombre es un compromiso con la historia reciente del país: "Somos herederos de los 30.000 desaparecidos, herederos de las madres y abuelas (de Plaza de Mayo), herederos de buen ritmo y alegría".

En la edición 2014 del carnaval, ganaron gracias a una ingeniosa temática: tomaron la historia musical argentina, la llevaron al corsódromo y terminaron con un gran chamamé.

También los integrantes de la escuadra hacen honor a la excelencia que solicitan sus organizadores ya que la reina de la comparsa resultó reina de batería en Gualeguay, en octubre pasado. Logró quedarse con el premio que se disputaba entre 60 baterías.

Excelencia

Claudia, que reparte sus días entre su trabajo, la ayuda a sus vecinos y las clases de la licenciatura en trabajo social en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), remarcó la importancia de estar presentables y lograr que la comparsa deje una buena impresión en los carnavales.

"Hay personas en el barrio que están desde las 8 hasta las 23 acá, ayudando. Yo, cuando salgo de trabajar, vengo acá a ayudar en lo que puedo. Pero cuando curso estoy poco porque ya, a las 17, tengo que ir a la facultad", admitió.

Respecto a la comparsa, mientras de fondo sonaba un contagioso ritmo de carnaval, afirmó: "Queremos explotar la alegría de los chicos, que sepan que pueden lograr lo que se propongan".

Mientras practicaban, se verificó la excelencia de la que Claudia habló. Ritmos totalmente coordinados y acompasados junto a una gran cantidad de pasistas que bailaron al compás de la batucada sobre calle Lozzia.

Además, rescató la importancia de las actividades que realizan en el barrio en donde "todos se ayudan con todos".

Se dan una mano para que la comparsa del barrio brille en el próximo carnaval.

orgullo. Claudia mostró los resultados de meses de trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario