La ciudad

Las cinco víctimas del terrorismo tienen un lugar para la memoria

Los ex alumnos del Poli fueron homenajeados con la plantación de cinco cipreses, el árbol de la vida, en el flamante Parque de la Arenera.

Lunes 05 de Noviembre de 2018

Con una ceremonia de media hora, en silencio y con la presencia de la intendenta Mónica Fein y el concejal progresista Pablo Javkin, familiares y amigos de las víctimas del atentado en Nueva York plantaron cinco cipreses para honrar su memoria.

El acto comenzó ayer, pasadas las 10.30 en el Parque de la Arenera, en la que también se alinearon cinco banquitos (en alusión al emblema de los alumnos del Politécnico) que serán intervenidos con la técnica del mosaiquismo. También estuvieron los sobrevivientes del atentado y ex compañeros del Poli Ariel Benvenuto e Iván Brajkovic.

Transcurrieron tan sólo cuatro días del primer aniversario de la tragedia desatada en el Bajo Manhattan en Nueva York, cuando los 30 años de egresados del Poli reunieron a 10 ex alumnos para celebrar su fin de ciclo.

Aquel 31 de octubre de 2017, el terrorista uzbeko Sayfullo Saipov arremetió a bordo de una camioneta contra el grupo de rosarinos que estaban pedaleando por la bicisenda, lindera al río Hudson. El saldo fatal fueron 5 rosarinos fallecidos y otros 5 con lesiones.

Tras su recuerdo el miércoles pasado en la Facultad de Ingeniería de la UNR y en la ochava de Ayacucho y Montevideo con actos y un mural evocativo, el espacio público rosarino también los llevará en la memoria.

Desde ayer, el Parque de la Arenera tiene plantados cinco cipreses en memoria de las víctimas: Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

Respeto y discreción

La ceremonia de ayer fue discreta y sencilla. No hubo oradores y reinó el respetuoso silencio. Además de los cipreses (árbol elegido por su significado de "árbol de la vida" en diversas culturas, ya que evoca "la inmortalidad y la vinculación del cielo con la tierra") también se alinearon cinco bancos de hormigón en fila.

Este mobiliario urbano será intervenido con la técnica de mosaiquismo similar al mural que asoma desde una de las ochavas del Poli, en homenaje a los rosarinos víctimas del atentado terrorista.

La plantación de los ejemplares en un espacio público fue una de las sugerencias hechas por familiares, viudas e hijos de los rosarinos como una manera también de estar presentes entre los ciudadanos.

Ayer, y en plena duración de la calle recreativa, estuvieron presentes en la ceremonia la intendenta Fein, su secretario General Gustavo Zignago y el concejal Javkin. Hubo un imponente respeto de quienes usaban este corredor recreativo al momento de la breve ceremonia. Una vez más, los abrazos y el dolor fueron parte de las escenas que se vivieron allí. Entre los asistentes acudieron dos de los cinco sobrevivientes al atentado: Benvenuto y Brajkovic.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});