La Ciudad

La violencia no cede: los centros de protección de mujeres registraron un récord en abril

En ese período ingresaron 14 víctimas, muchas con sus hijas e hijos. A nivel nacional hubo 94 femicidios entre enero y mayo

Miércoles 02 de Junio de 2021

En solo 24 horas se cumplirán seis años del primera movilización Ni Una Menos y la violencia está lejos de descender, con las complejidades que adicionó la pandemia de coronavirus. Así lo vuelve a revelar no solo el número de 94 femicidios y transfemicidios contabilizados a nivel nacional en lo que va del año, uno de los cuales ocurrió en Santa Fe, sino además los pedidos de auxilio de las mujeres víctimas de violencia. En abril, los centros de protección que gestiona la Municipalidad en Rosario tuvieron una cifra récord de ingresos de mujeres, dando alojamiento a 14 víctimas que llegaron acompañadas en muchos casos de sus hijos.

La secretaria de Género y Derechos Humanos del municipio, Mariana Caminotti, reconoció un contexto de "agudización de la violencia" en el marco de la pandemia y recalcó la centralidad del 3 de junio como una fecha que "puso en agenda la violencia de género como una problemática fundamental que requiere de todos los organismos del Estado".

En ese sentido, hizo hincapié en que en los últimos 15 meses "se garantizó la continuidad de todos los dispositivos de atención en todas las fases de la pandemia y se incorporaron servicios y canales de comunicación".

Embed

Intervenciones y riesgo de vida

De hecho, la Dirección de Atención y Prevención de las Violencias de Género recibió en el período que va da de enero a abril 5.863 pedidos de ayuda y asesoramiento, de los cuales 2.417 se registraron a través del Teléfono Verde (0800-444-0420), un dispositivo que atienden unos 20 llamados diarios, y 3.446 a través de mensajes de WhatsApp a “Contacto Violeta” (3415781509).

Justamente ese es uno de los canales habilitados en marzo de 2020 en el inicio del aislamiento obligatorio y que pasó de registrar en abril de 2020 306 interacciones a 936 en el mismo mes de este año.

En ese marco, no fueron pocos los casos donde el riesgo de vida de las mujeres y de sus hijos obligó a tomar medidas de protección, como la salida de esas víctimas de sus viviendas y el alojamiento en los refugios gestionados por el municipio. En abril, con 14 ingresos de mujeres, acompañadas además de 29 de sus hijos e hijas, los centros de protección registraron una nueva cifra récord.

Ese escenario ya se había dado en junio de 2020, cuando se alojaron 12 mujeres y 16 niñas y niños. Casos donde la mayoría de las veces la estadía se prolonga por un promedio de tres meses, aunque en muchos casos esos plazos se prolongan de acuerdo a las necesidades de las mujeres.

A ellas se suman las víctimas que además requirieron acompañamiento jurídico, un área que en los primeros cuatro meses del año canalizó la tramitación de un total de 190 medidas de prohibición de acercamiento, 20 medidas de exclusión del hogar y 9 medidas de recupero de pertenencias.

“La gestión de medidas de protección por medios electrónicos, que se pudo empezar a realizar cuando comenzó la pandemia, permite que quienes atraviesan estas situaciones no tengan que movilizarse o reiterar su situación, algo que es fundamental para evitar la revictimización”, recalcó Caminotti y señaló que por estos días no hay mujeres en lista de espera para la entrega de botones de alarma para su protección.

Femicidios y transfemicidios

Las mujeres, travestis y trans muertas, víctimas de la expresión más brutal de la violencia por razones de género, tampoco dejaron de contarse. A nivel nacional, entre enero y mayo inclusive, el Observatorio de MuMalá registró en todo el país 75 femicidios directos, 4 transfemicidios y 15 femicidios vinculados de niñas y niños.

Uno ocurrió en Santa Fe. La víctima es Angélica F., una mujer de 57 años, que fue asesinada a martillazos por su marido en la casa que compartía en Clavel al 7100, en barrio Las Flores.

A esas cifras se suman además 143 muertes violencias de mujeres, travestis y trans, 21 muertes violentas que aún están en proceso de investigación y 140 intentos de femicidios.

Las parejas, ex parejas o conocidos siguen siendo en el 77 por ciento de los casos los agresores y en el 71 por ciento de las situaciones, el escenario de la violencia es la vivienda compartida.

De las víctimas fatales, el 37 por ciento fueron asesinadas con armas blancas y el 22 por ciento con armas de fuego, en tanto, el 17 por ciento fueron muertas a golpes y el 8 por ciento, quemadas.

A sus propias vidas, entre las víctimas se contabilizan además 95 niñas, niños y adolescentes que perdieron a sus madres, así como hay patrones que persisten: el 25 por ciento de las mujeres, travestis y trans ya habían denunciado a sus agresores y en el 14 por ciento de los casos, los crímenes fueron cometidos por personal de las fuerzas de seguridad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario