La Ciudad

La Usina Social cumple un año y lo festeja con propuestas colectivas

La también llamada "fábrica de ideas", que funciona en Pichincha, celebra con artistas y referentes culturales y políticos de la ciudad

Domingo 29 de Noviembre de 2020

La Usina Social, un espacio definido como “fábrica de ideas, propuestas y debates”, que sostiene un sector del socialismo rosarino en Jujuy al 2800, se prepara para festejar un año de vida con una serie de propuestas colectivas con artistas, personalidades políticas y referentes de la cultura y el arte.

El martes 1º de diciembre, desde las 19, en una transmisión por YouTube Live, la “fábrica de ideas, propuestas y debates” convoca a un encuentro del que participarán el diputado Miguel Lifschitz, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y el de Santa Fe, Emilio Jatón, el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci; artistas, referentes y personalidades que se sumaron a distintas actividades a lo largo de 2020.

Para pensar

“Se logró que abra las puertas un espacio para pensar y construir el futuro, con una clara visión progresista, moderna, ecológica, igualitaria e inclusiva”, describió hace un año Lifschitz, cuando acompañó la presentación de La Usina Social.

El actual presidente de la Cámara de Diputados definió el espacio como “un lugar donde se fabrica energía, y la idea es esa, producir buena energía, que contagie, movilice, genere impulso y ayude a los cambios y transformaciones”.

El ex intendente de Rosario remarcó en esa oportunidad que especialmente interesa fomentar actividades para pensar “todo aquello que tenga impacto sobre la comunidad. Todas las cosas que aquí pasen van a tener una mirada y objetivo social”, señaló.

La irrupción de la pandemia de Covid-19 y las medidas sanitarias derivadas de ese nuevo escenario no impidieron que a lo largo del año se desplegara una gran multiplicidad de actividades, convocatorias, instancias de formación y capacitación, ciclos de debate o módulos de enseñanza, una propuesta que se fue ampliando y enriqueciendo a medida que se sumaban referentes culturales, dirigentes sociales, empresarios, representantes de ONGs, y activistas ciudadanos.

Esa amplia y valiosa respuesta de la sociedad civil permitió que La Usina Social se consolidara en poco tiempo como un espacio de encuentro y de innovación, de generación e intercambio de ideas entre ciudadanos con compromiso social o político, con vocación de servicio y curiosidad, todos interesados en encontrar soluciones de forma colaborativa y colectiva para problemáticas de interés común en el ámbito de lo local y de lo global.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario