La ciudad

La UOM teme por el futuro de 5 mil trabajadores rosarinos de la industria blanca de frío

En el último mes una empresa local produjo 55 mil productos menos que el mes anterior. Las importaciones, la caída del poder adquisitivo y del consumo, las causas.

Lunes 18 de Junio de 2018

La línea blanca de frío atraviesa un momento de crisis en Rosario, donde se fabrica el 90 por ciento de las heladeras y freezers que se hacen en el país. "La situación cada vez se empeora más por la importación", aseguraron desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Rosario, al destacar que en el mes pasado una empresa local produjo 55 mil productos menos que en abril.
El secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello, destacó algunos de los problemas a los que se debe enfrentar la producción local: "La importación, los gastos fijos, la caída de consumo y el poder adquisitivo que perdieron los trabajadores, que es un combo muy peligroso y que hoy se está empezando a ver los resultados".
Afirmó que "la mayoría de las empresas no está vendiendo como esperaba y les están rechazando pedidos. Si no se frena la importación y el trabajador no recupera un poco el poder adquisitivo la cosa se va a poner peor y encima lo que pasó con el dólar la última semana puso en crisis todo el sector productivo. Nadie quiere vender ni comprar porque no hay precios ni nada".
En el primer trimestre de 2018 se importaron 47.705 heladeras, con una suba interanual del 135 por ciento. Esto impactó directamente en una industria que solamente en Rosario tiene más de cinco mil trabajadores. "Hay un parate de ventas, cada vez se vende menos. Las importaciones ponen en peligro las fuentes laborales", indicó el sindicalista.
"Todas las empresas que siguen trabajando llenaron los galpones de mercaderías, pero no tienen venta", sostuvo Donello, y añadió que "hoy no saben dónde poner la heladera, los freezers o las cocinas porque no las venden. Y si sigue así esto va a empeorar".
Dijo que en el último tiempo se perdieron "unos cien puestos de trabajo en compañeros que estaban contratados, no los pudimos salvar cuando antes tenían la chance de quedar efectivos", y concluyó: "La inflación sube y el poder adquisitivo sigue cayendo, y los muchachos no llegan a fin de mes. Cada vez estamos más cerca de la línea de la pobreza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});