La ciudad

La Uocra y el Colegio de Arquitectos pidieron seguridad y pidieron una reunión con Bonfatti

Una masiva convocatoria se dio esta mañana frente a la sede de Gobernación donde los trabajadores solicitaron medidas tras el asesinato a Sandro Procopio y el ataque a balazos a un albañil que quedó ciego.

Jueves 10 de Septiembre de 2015

Una masiva marcha se realizó esta mañana frente a Gobernación de la que participaron trabajadores de la construcción afiliados en Uocra y profesionales pertenecientes al Colegio de Arquitectos. El reclamo cobró fuerza tras el asesinato del arquitecto Sandro Procopio y el ataque a balazos que sufrió un albañil, Sebastián C., el lunes pasado en Avellaneda y Uriburu que lo dejó ciego.
 
La marcha también fue acompañada por representantes de la Asociación Empresaria de Rosario y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).  
 
Carlos Vergara, de la Uocra, reiteró el pedido de conversar con las máximas autoridades de la provincia. "Esperamos la respuesta que nos van a dar nuestro gobernantes al pedido de seguridad"
 
En tanto dijo que "no queremos hablar con el ministro de Justicia saliente, queremos hablar con el gobernador actual y con el que viene, que nos digan qué proyecto de seguridad tienen para nosotros, para nuestras familias, nuestros amigos. Esto no se termina acá. Si no hay respuesta, vamos a seguir marchando".
 
"Esperamos ver como avanza el caso Procopio, y también nos tiene que dar respuesta a nuestro pedido de encuentro con el gobernador. Queremos que parte del poder Ejecutivo esté presente en la reunión", insistió.
 
Mientras que José Saruá, titular del Colegio de Arquitectos, estimó que entre los colegas existe "mucha preocupación por los hechos de inseguridad, no solamente de Procopio, sino los que han venido sucediendo luego de eso, no se ha avanzado en nada. Queremos ver que respuesta nos van a dar nuestros gobernantes".
 
 
Casos. La reciente muerte del arquitecto Sandro Procopio, quien fue asesinado por dos maleantes en el barrio Bella Vista (Cerrito al 3600) cuando se dirigía a una obra que estaba bajo su dirección, conmovió a toda la sociedad rosarina, se convirtió en una inquebrantable bandera de reclamo y promovió un amplio escenario de multiplicación.
 
Además, los hechos delictivos y de violencia se repiten a menudo dentro del mundo de la construcción. Se manifiestan en cualquier hora del día y en cualquier barrio de la ciudad. No hay distinciones.
 
En los últimos días, un albañil fue atacado a balazos por un grupo de ladrones rumbo al trabajo y quedó ciego. El obrero fue interceptado en la zona de Uriburu y Avellaneda, cuando se dirigía hacia una obra. Allí, los maleantes le robaron la bicicleta y los proyectiles le produjeron un daño irreversible en los ojos.
 
También se produjo un violento robo a una inmobiliaria de zona norte, en el que dos delincuentes armados amenazaron a los titulares.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS