La ciudad

La unidad fiscal creada recibe una denuncia por día de agresiones a taxistas

La labor que está llevando adelante esta repartición del Ministerio Público de la Acusación obtuvo su primer logro: detuvo a un cuidacoches acusado de robar y herir a varios choferes.

Domingo 21 de Febrero de 2016

La unidad fiscal creada para investigar delitos contra taxistas recibe casi una denuncia por día desde su creación. En 17 días, el Ministerio Público de la Acusación recibió 15 planteos, que están siendo investigados. Algunos casos llegan directamente al titular de la Fiscalía, Fernando Dalmau, y otros a través del 911 de la policía que actúa de manera coordinada con la Justicia. La labor que está llevando adelante esta repartición obtuvo su primer logro: detuvo a un cuidacoches acusado de robar y herir a varios choferes.

"Se está trabajando muy bien, en contacto con la policía y los taxistas que aportan datos importantes para la investigación", destacó Dalmau a LaCapital.

La unidad fiscal que conduce Dalmau para investigar delitos contra taxistas fue creada el 2 de febrero. Se acordó entre la Justicia, el municipio, la provincia y los propios tacheros tras el crimen del chofer Eduardo Piris, el 26 de enero, en Gutermberg e Ituzaingó.

Aquel crimen desató un paro por 36 horas con acatamiento total de parte del Sindicato de Peones y las cámaras que nuclean a los titulares de licencias en la ciudad.

A poco más de dos semanas de la conformación de la repartición, Dalmau ya investiga unos 15 casos de agresiones y robos contra taxistas en distintas circunstancias y zonas de la ciudad.

"Algunas denuncias llegaron directamente a nuestra unidad y otras a través del 911 de la policía que, desde la creación de nuestra unidad activó un protocolo y apenas se anoticia de un incidente con un taxista nos avisa para habilitar nuestra intervención", contó el fiscal.

Pesado. En estas dos semanas de trabajo, Dalmau logró la detención, con prisión preventiva por 30 días de un cuidacoches que tenía varios antecedentes similares de ataque a taxistas.

Según pudo reconstruir el fiscal, Luis S. se desempeña como cuidador de autos en la zona de Oroño y el río. Desde allí ha tomado varias unidades hasta una zona que sería su domicilio en cercanías de Centeno y Rodríguez.

En varias ocasiones el imputado amenazó al chofer con un arma blanca, le exigió la recaudación y las llaves del auto para intentar la fuga sin que el agredido pudiera movilizarse.

El incidente más reciente que protagonizó Luis S. fue el 28 de enero pasado. Tomó el taxi a las 20.20 en Rivadavia y Balcarce y al llegar a Centeno entre Rodríguez y Pueyrredón agredió con un arma blanca al taxista, a quien le sustrajo la recaudación y el GPS.

Cuando intentó robarle el celular se produjo un forcejeo, ambos bajaron del auto y se arrojaron piedras mutuamente. Hasta que el imputado se dio a la fuga, escapando por un pasillo.

En pocos días, la Policía de Investigaciones (PDI) logró establecer que al imputado lo apodan "El Pelado", que habita cerca del lugar del incidente y que en varias situaciones había actuado de la misma forma.

Con esos datos y otros aportes, el fiscal Dalmau pudo determinar que la persona que sindicaban los vecinos era Luis S., quien ya tenía dos condenas de ejecución condicional por tentativa de robos a taxistas.

Además, contaba con casi una decena de expedientes abiertos del sistema conclusional de causas, anterior a la entrada en vigencia del nuevo procedimiento procesal penal en Santa Fe.

El jueves pasado Luis S. fue detenido cuando ingresaba a la sede de la Defensoría Oficial. El taxista agredido lo reconoció de inmediato en una ronda de testigos como el delincuente que lo abordó a fin de enero.

Un día después se le efectuó la audiencia imputativa en Tribunales, ocasión en la que Dalmau lo acusó por robo calificado consumado, delito que prevé una pena de 5 a 10 años de prisión.

Sin embargo, a pedido de la defensa, el juez Gonzalo López Quintana le fijó prisión preventiva por 30 días por robo simple, que contempla una sanción penal que va de 1 mes a 6 años de prisión.

El argumento planteado por la defensa al que accedió el magistrado fue que el taxista no logró acreditar qué tipo de arma tenía el agresor y por ende si portaba en realidad un arma blanca o de fuego.

"De todos modos, aún cuando se lo condenara por robo simple que establece penas excarcelables, al tener dos condenas de cumplimiento condicional, la próxima será de cumplimiento efectivo", aclaró el fiscal.

Dalmau trabaja ahora en recopilar datos para poder acusar a Luis S. dentro de 30 días y lograr una condena de cumplimiento efectivo. Igual podría solicitar una prórroga de la detención.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario