La ciudad

La tormenta dejó un saldo de 80 árboles caídos

El barrio Cabín 9 sin luz, 60 reclamos de baja tensión por reparar —de un total de 300—, 80 árboles caídos y dos autos aplastados conformaban a última hora de ayer el saldo de la tormenta que...

Sábado 08 de Diciembre de 2012

El barrio Cabín 9 sin luz, 60 reclamos de baja tensión por reparar —de un total de 300—, 80 árboles caídos y dos autos aplastados conformaban a última hora de ayer el saldo de la tormenta que azotó a Rosario. El detalle fue brindado desde Defensa Civil de la Municipalidad y la Empresa Provincial de la Energía (EPE), justo a 24 horas del inicio del temporal que arrancó tras 45 grados de sensación térmica y con nubarrones negros alrededor de las 19 del jueves, y que tuvo ráfagas de viento de 106 kilómetros por hora y un cúmulo de 30 milímetros de agua en 20 minutos.

"En Cabín 9 estamos trabajando con la intención de reponer la energía hoy mismo (por ayer). Es todo lo que queda en media tensión y se trabajó muy rápido, hay que tener en cuenta que empezamos con 10 líneas cortadas a raíz de la tormenta y que, a las 14 de hoy (por ayer), sólo nos quedaban tres fuera de servicio", dijo el vocero de a EPE, Marcelo Vecellio.

En la empresa de energía comúnmente se reciben 30 reclamos diarios de baja tensión o domiciliarios, pero ayer, por la tormenta, llegaron a ser 300. "Las zonas más castigadas de la ciudad fueron la oeste, norte y sur. En el centro hubo apenas unos 30 casos de baja tensión. Pero está todo prácticamente controlado", aseguró Vecellio.

El calor del jueves fue motivó que se superara el récord histórico de consumo del mes de diciembre, según el vocero de EPE.

"Llegaron a ser 2.022 megavatios, un alto nivel energético para el último mes del año que merece ser comparado con los 2.040 del 16 de febrero de 2012, en pleno verano".

Arboles y autos. El titular de Defensa Civil, Raúl Rainone, explicó que durante la tormenta muchos árboles no soportaron el peso del agua y cayeron de golpe. Dos de ellos aplastaron un par de vehículos: uno estaba en Perón al 8000, con ocupantes que no sufrieron heridas, y el otro en la zona de barrio Parque y sin ocupantes.

"De todos modos, el 60 por ciento de los trabajos más importantes están solucionados", señaló Rainone durante la tarde de ayer.

Terminal

La tormenta también pasó el jueves por la terminal de ómnibus donde miles de pasajeros quedaron varados bajo un calor sofocante por un paro de choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Pedían que no se elimine la figura del conductor auxiliar. Ayer la actividad se normalizó cuando el gremio acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS