trabajadores

La suspensión de la feria judicial divide posiciones entre los empleados

Mientras los que trabajan en los tribunales federales critican la medida, los provinciales la apoyan y la definen como "lógica".

Miércoles 24 de Junio de 2020

El sindicato que nuclea a los empleados de los Tribunales Federales manifestó su rechazo a la suspensión de la feria de julio, medida extraordinaria que dispuso la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Se oponen porque argumentan que se resolvió de manera "unilateral" y "apresurada". Sin embargo, y ante una medida idéntica de la Corte Provincial, los empleados de los juzgados del fuero ordinario decidieron prestar servicio con normalidad durante el receso invernal.

Los ministros de la Corte Nacional resolvieron a través de la acordada Nº 21/2020, que se dio a conocer el viernes pasado, suspender la feria judicial de invierno para que el servicio de justicia no sufra "un mayor deterioro", ya que durante la cuarentena obligada en virtud del Covid-19 se diagramó un esquema laboral de emergencia que retardó miles de trámites.

Pero el Sindicato de Trabajadores Judiciales de la República Argentina (Sitraju) no está de acuerdo con la medida. "Rechazamos la muestra de demagogia del máximo tribunal y exigimos que se convoque a los trabajadores a discutir seriamente y con carácter vinculante las condiciones en que desarrollamos nuestra tarea excepcionalmente ante la situación generada por la pandemia", expresó Agustín Bruera, secretario general de Sitraju.

Según el gremio, la acordada "atenta contra el derecho laboral a las vacaciones, desconoce por completo todos los esfuerzos realizados por el personal del Poder Judicial nacional y de los ministerios públicos para mantener activo el servicio a pesar de las múltiples ineficiencias que conspiran contra su prestación".

"La primera crítica es que la Corte Nacional tomó la medida de forma unilateral, sin tener en cuenta a los trabajadores y trabajadoras, no existe una mesa que coordine a las defensorías, fiscales y juzgados, que conviven en edificios y deben estar interrelaciones entre esos organismos y los trabajadores", apuntó Bruera a LaCapital El dirigente explicó que en Rosario, donde hay unos 400 empleados del Poder Judicial Federal, "la mayoría trabajó durante el aislamiento obligatorio, con turnos, además teletrabajo, compañeros que fueron a buscar expedientes y otros que trabajaron normalmente".

Para él, la decisión de la Corte fue "apresurada" por el escenario dinámico y cambiante de la pandemia. "Estamos cerca de Buenos Aires o Chaco, y en el caso de Rosario a 300 kilómetros de Capital Federal. Esperemos que no, pero los infectólogos dicen que no se llegó al pico de contagios y podemos volver a restricciones de distanciamiento", apuntó.

La Justicia Federal de Rosario cuenta con una Cámara con dos salas (A Y B) y seis fiscalías (tres de Instrucción y tres de juicio). Además, hay cinco Defensorías (tres ante tribunal oral y dos ante juzgado de Instrucción. El mapa de la justicia federal de toda la provincia de Santa Fe tiene cerca de 600 empleados.

El gremio de trabajadores judiciales nacionales indicó que "se entiende la gravísima situación económica que atraviesa el país y el impacto en profesiones afines a la actividad, pero señaló que "no se puede tener como consecuencia la explotación laboral consentida de los trabajadores de un poder del Estado, y menos cuando desde su conducción no dan una mínima muestra de resignación a sus propios privilegios".

Otra postura

Totalmente distinta es la situación en el fuero provincial, donde el Sindicato de Trabajadores Judiciales anticipó que prestará servicios con normalidad durante la feria de invierno, luego de que la Corte Suprema decidiera también suspenderla. Una medida excepcional que se adoptó para poner al día el retraso de trámites que generó el receso extraordinario de más de 80 días de aislamiento obligatorio.

El secretario general de Judiciales en Santa Fe, Jorge Perlo, explicó a este diario que si bien la decisión es trabajar durante la feria y prestar servicios con normalidad, también se solicitó a la Corte que "se otorguen los francos compensatorios a los empleados que cubrieron guardias y trabajaron con normalidad durante la cuarentena".

"Es un contexto complejo, donde mucha gente perdió el trabajo o le pagan el 50 por ciento del salario. Es justo que no se suspendan los plazos procesales en julio. En los grandes conglomerados hubo casi 80 días de suspensión de las tareas durante la cuarentena. Vamos a colaborar para que no se resienta el servicio", aseguró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario