La ciudad

La Sociedad Filantrópica Suiza cumple hoy 150 años de solidaridad

Historia de una entidad que nació en 1868, cuando estas tierras atraían a las primeras migraciones europeas. Esta tarde, acto oficial.

Jueves 15 de Febrero de 2018

Puntualidad, austeridad y fondue, pero sobre todo solidaridad. La Sociedad Filantrópica Suiza de Rosario cumple hoy 150 años y es la más antigua de esa colectividad en el país. Nació en 1868, cuando estas tierras atraían las primeras migraciones europeas con el claro objetivo de "socorrer a los ciudadanos suizos en desamparo". El aniversario los encuentra con la misma convicción: beneficiando a una decena de instituciones de la ciudad.

De fachada blanca, detalles rojos para evocar la bandera helvética y una cartelera que anuncia actividades, la Casa Suiza (San Juan 1550) alberga a la Sociedad Filantrópica, el Club Suizo y es sede del Consulado Honorífico.

Durante décadas el lugar fue también residencia de los compatriotas que llegaron al país en la segunda y tercera ola inmigratoria. Para ese fin la casa disponía de tres departamentos que los recién llegados ocupaban como techo provisorio, mientras comenzaban a buscar casa y trabajo.

Dos años después de su creación, la Sociedad Filantrópica asumió el mutualismo como ayuda económica y de atención médica que pagaba la institución, contra la presentación de una credencial, modalidad que se extendió hasta 1940, igual que el subsidio por fallecimiento. Hoy no funciona como mutual pero mantiene su ideario.

El siglo y medio de vida mantiene intacto dedicación y estirpe. Allí se dictan cursos de idiomas, talleres (dibujo y pintura, el coro suizo, tango, tejido y crochet, multiestimulación de adultos mayores y de baile para niños) y de facturación sanatorial.

Durante el año hay muestras de pintura y fotografía abierto a quienes necesiten un espacio y además se alquilan aulas bien equipadas para dictado de cursos externos a la casa. También hay cine, recitales y conferencias, abiertas a todo público, sólo hay que estar atentos a la agenda que hacen pública o a su página www.casasuiza.org.ar.

Una vez al mes convoca la gastronomía suiza típica. En forma alterna hay cenas de fondeu (que los propios asistentes aprenden a preparar) y chucrut con chopp. Eso sí, como son cuidadosos de servir una buena mesa, las tarjetas se compran anticipadas para no exceder los 90 comensales.

En el siglo XXI, la actividad filantrópica de su génesis tiene otros destinatarios, pero se cumple con el mismo celo. Entre las donaciones fijas más importante está el centro de salud municipal Jean Henry Dunant, de Teniente Agneta 1425, en el noroeste rosarino. El lugar lleva el nombre del filántropo suizo que creó la Cruz Roja y recibió el primer Premio Nobel de la Paz en 1901.

Entre los aportes anuales también está la comunidad educativa Dinad para niños con discapacidad, el centro de rehabilitación Arlpi, Lalcec (lucha contra el cáncer) y la Fundación Camino. Entre las mensuales, el comedor del Padre Alberto, para niños y personas en situación vulnerable, en la zona sur, y un grupo al que proveen de lana. Los fondos salen de las cenas mensuales, las cuotas societarias y de las distintas actividades que organizan. Y hoy cumplen 150 años con el espíritu y el mismo empuje de lograr objetivos y ayudar al prójimo que el primer día. Es que sin duda en la Casa Suiza abundan la puntualidad, austeridad y fondue, pero sobre todo la solidaridad.


“Espíritu de asociación”

En el libro Historia de los Suizos en Rosario, un editorial de La Capital de 1870, da cuenta de la importancia del tema. “El espíritu de asociación que constituye el progreso de los pueblos y el bienestar de todas las clases sociales ha comenzado a agitarse en las clases obreras como en la juventud acomodada. Están en vísperas de constituirse las sociedades Tipográfica, Argentina de Socorros Mutuos y Republicana, con el laudable propósito de la protección recíproca y la fraternidad. Hagamos sociedades y llegaremos a la cumbre del bienestar general con más rapidez que el de la locomotora sobre los rieles”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});