La ciudad

La región de Rosario fue la que más respetó la cuarentena en la provincia

La movilidad bajó alrededor del 60 por ciento en un plazo de 40 días. Pero la circulación comenzó a crecer en la última semana.

Miércoles 29 de Abril de 2020

Desde que estamos en cuarentena, todos los días parecen domingos. La frase —una percepción repetida hasta el cansancio en charlas telefónicas, mensajes de WhatsApp y redes sociales— no es exagerada. Los cuarenta días del aislamiento obligatorio para bajar las posibilidades de contagio de coronavirus, redujeron la movilidad en la región de Rosario entre un 61,5 por ciento (con extremos entre 73 y un 50 por ciento). La invitación a "quedarse en casa" no tuvo la misma recepción en toda la provincia, Rosario fue el departamento más respetuoso del confinamiento. Tampoco el acatamiento de la cuarentena fue parejo a lo largo de las cinco semanas: en los últimos siete días, el movimiento en la ciudad comenzó a crecer.

Las cifras surgen de una iniciativa puesta en marcha por la empresa Gran Data; una firma con sede en Silicon Valley, fundada por tres argentinos y dedicada a servicios y tecnologías de la información. El proyecto se bautizó "Combatiendo el Covid-19 con datos" y su objetivo es establecer el impacto de las medidas de aislamiento en las distintas provincias y ciudades del país.

Para esto, la firma creó una herramienta analítica que compara el nivel de circulación de la población antes y después de la cuarentena, mediante el uso de la geolocalización de cientos de miles de aplicaciones móviles de los celulares sin identificador.

Es conocido ya que el aislamiento social provoca una disminución de los contagios del Covid 19. Por eso, Gran Data presenta su iniciativa como un aporte a las estrategias de prevención de la enfermedad.

>> Leer más: A través de los teléfonos móviles

Adentrarse en ese mar de datos permite medir lo que sucedió en los 40 días, cumplidos ayer, del aislamiento social preventivo y obligatorio. El día siguiente a que el presidente Alberto Fernández acotara los desplazamientos de la población a lo mínimo e indispensable, a excepción de las actividades esenciales, la movilidad en el país se redujo un 63,45 por ciento respecto al 2 de marzo. El mayor impacto de la medida se sintió en la ciudad de Buenos Aires donde la baja fue del 73,55 por ciento.

En la provincia de Santa Fe, ese día, la circulación cayó el 57,17 por ciento. Los departamentos con índices más altos de acatamiento a la medida fueron Rosario (63,74 por ciento menos de movilidad), La Capital (-57,65 por ciento), Castellanos (-54,82 por ciento), Constitución (-53,06 por ciento) y San Cristóbal (-52,06 por ciento).

En la otra punta, se ubicaron los departamentos San Martín (-34,83 por ciento), Garay (-31,14 por ciento), San Javier (-30,63 por ciento), 9 de Julio (-23,75 por ciento) y Vera, donde apenas se redujo el 6,69 por ciento la movilidad, según el trabajo.

La diferencia en el cumplimiento de la medida en las distintas localidades de la provincia se mantuvo hasta el sábado pasado, cuando el país entró en una fase de cuarentena "de segmentación geográfica" en función de los datos epidemiológicos de cada localidad.

El sábado pasado, la reducción de tos más cumplidores fueron Rosario (-60,96 por ciento), San Justo (-57,54 por ciento), La Capital (-56,09 por ciento), Castellanos (-51,08 por ciento) y Constitución (-49,16 por ciento).

Los departamentos con más movilidad fueron San Javier (-1,04 por ciento), Vera (-13,35 por ciento), Garay (-17,34 por ciento), 9 de Julio (-25.70 por ciento) y Caseros (-30,20 por ciento).

Explicar estas diferencias demandarían otra investigación. La presencia o no de casos confirmados de coronavirus, las campañas desarrolladas para informar sobre la prevención de la enfermedad, las acciones de control y las características propias de la economía de cada región, serán sin dudas factores importantes.

Otro dato que llama la atención

es el alto acatamiento que tuvo la medida durante la primera semana de confinamiento. En Rosario, por ejemplo, la reducción de la circulación fue, en promedio, del 63 por ciento durante los primeros 9 días de la cuarentena.

El 3 de abril fue el día en que se autorizó la apertura de los bancos para el pago de jubilaciones y programas sociales. Las largas colas de jubilados, se tradujeron en las cifras de desplazamientos, ese día hubo un 7 por ciento más de personas moviéndose en la ciudad que el promedio de la semana anterior, según el trabajo de Gran Data.

La semana pasada se autorizó la excepción de unas once nuevas actividades exceptuadas, como los locales para el pago de impuestos y servicios, consultorios médicos, laboratorios y ópticas, entre otras. La medida se tradujo en un aumento de la circulación de personas en la ciudad: el día más bajo fue el viernes pasado cuando la reducción respecto al dos de marzo fue del 49,80 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario