La ciudad

La reforma judicial del gobierno suma objeciones en el Senado

El proyecto de ley de reforma judicial impulsado por el Poder Ejecutivo sumó ayer varias objeciones en la segunda audiencia que se llevó a cabo en el Senado de la Nación, durante un plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta.

Viernes 07 de Agosto de 2020

El proyecto de ley de reforma judicial impulsado por el Poder Ejecutivo sumó ayer varias objeciones en la segunda audiencia que se llevó a cabo en el Senado de la Nación, durante un plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta.

La iniciativa fue rechazada por la mayoría de los invitados a la reunión remota, quienes cuestionaron la oportunidad de la presentación de la iniciativa, aspectos vinculados con las subrogancias y el mantenimiento del sistema inquisitorio en detrimento del acusatorio, contenido en el nuevo Código Procesal Penal.

El Senado comenzó a tratar el proyecto de ley enviado por el gobierno de Alberto Fernández el último martes, con la presencia de la ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo.

Las audiencias continuarán la próxima semana con la presencia, en principio, del ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni; y del ex consejero de la Magistratura, Alejandro Fargosi, como representante del Colegio de Abogados de Buenos Aires.

De los siete convocados por los senadores a la audiencia remota de ayer, el único que se manifestó a favor de la reforma fue Emanuel Desojo, presidente de Abogados por la Justicia Social (AJUS) de La Plata-Berisso-Ensenada, quien celebró la iniciativa y dedicó el primer tramo de su exposición a cuestionar el desempeño del Poder Judicial en los años del gobierno de Mauricio Macri, al señalar que se trató de "una justicia al servicio del Poder Ejecutivo".

Desojo señaló que "hubo un deterioro institucional" en el Poder Judicial en los últimos cuatro años y consideró que el proyecto tiene como finalidad evitar "maniobras que buscan saldar discusiones políticas" y separar al Poder Judicial "del poder político y mediático".

En cambio, Alberto Garay, abogado magister y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, consideró que "es noble la preocupación por la independencia del Poder Judicial", pero evaluó que "cualquier reforma que se haga en la Justicia federal en lo penal tiene que ser muy meditada porque todo el capital que tiene es la confianza que tiene la población".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario