La ciudad

La reactivación ferroviaria requiere de los 3 niveles del Estado

La puesta en marcha de los trenes de proximidad necesita de la colaboración de la Nación, la provincia y el municipio.

Domingo 14 de Julio de 2019

El ferrocarril es, según los especialistas en transporte, una forma de movilidad sustancialmente mejor que el automotor. Sin embargo, su reconstrucción y puesta en marcha luego de tantas décadas de abandono requiere un compromiso de los tres niveles del Estado para sostenerse en el tiempo.

   Al borde un cambio de gestión a nivel municipal y provincial, las circunstancias parecen confluir. La reafirmación de la convicción del intendente electo Pablo Javkin para reactivar los trenes de proximidad se suma al compromiso escrito firmado por la próxima vicegobernadora, Alejandra Rodenas, para avanzar con la ley. Se comenta que el gobernador electo Omar Perotti también quiso suscribirlo, pero finalmente no pudo estar presente el día del acto, por lo que su apoyo también estaría firme.

   En tanto, en el Concejo hay ediles con destacada intervención en la problemática y existen ONGs que trabajan el tema con ahínco. Pero, hasta ahora, los intentos se han topado con un “no” rotundo de Nación (ver aparte), que sin embargo también enfrenta la posibilidad de un cambio de mando que podría modificar el enfoque.

“Hoy no hay interés”   

Eduardo Toniolli (PJ), uno de los concejales más consustanciados con el tema, celebró “más allá de las divergencias político partidarias con Javkin, que se ponga este tema en un lugar central”. El concejal cree que “mejoraría enormemente el tránsito en Rosario y su zona”, pero sostuvo que “hoy la foto es que ninguno de los tres niveles del Estado tiene interés en esto”.

   La Nación, repasó el edil, “ya dijo el año pasado a través del ministro de Transporte Guillermo Dietrich que los únicos trenes en los que van a invertir son los de carga, para que los granos salgan con los puertos”. La provincia, en tanto, “desde que se aprobó la ley en 2011, no la ha aplicado en gestiones sucesivas”. Y el municipio, “a través de la Secretaría de Planeamiento, ha tenido desde la gestión de Mirta Levin para acá (empezó en 2003) una política antiferroviaria que entrega los terrenos de la zona costera para la especulación inmobiliaria de alta gama”.

   En esa línea, recordó que tuvo que concurrir a la Justicia en 2015 “para impedir la construcción de cocheras subterráneas en la puerta de la ex estación Rosario Central y se la inutilizara para siempre”. Además, señaló —entre otros ejemplos— que “en el año 2003 se levantaron todas las vías que relacionaban La Fluvial con avenida Pellegrini”, lo que hace días valió la aprobación en el Concejo de un proyecto de su autoría “para que se conserve al menos la traza y no se construyan inmuebles permanentes que la hagan perder para siempre”.

   Toniolli reveló también un dato poco sabido: la existencia de una ordenanza de 2005 —que ya han pedido que se derogue— para un plan urbano “que de aplicarse, permitiría levantar todas las vías de acceso a Rosario Norte para ampliar la avenida Bordabehere y construir torres en los márgenes”.

   “Para nosotros no es un planteo nostálgico. En el mundo, el ferrocarril es el transporte del futuro porque es barato, ecológico y seguro, mucho más que el transporte automotor. Los habitantes de Rosario y la región son rehenes de autos que saturan el tránsito y colectivos que prestan servicios deplorables”, dijo. E ilustró: “El accidente de Monticas es la foto más demostrativa de esta situación perversa. Dos colectivos de una misma empresa chocando de frente a cinco metros de una línea férrea de doble vía subutilizada en la ciudad de Pérez”. Un siniestro que terminó nada menos que con 13 muertos producto de la desidia, que el uso del tren hubiese evitado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario